Josué Manuel Morales y Samuel Morales Cabrera comparecen ante la corte en Ciudad de Guatemala el 18 de enero del 2017. (Crédito: JOHAN ORDÓÑEZ/AFP/Getty Images)

(CNN Español) - Tras permanecer 34 días en prisión preventiva por fraude, Samuel Morales y José Manuel Morales, hermano e hijo, respectivamente, del presidente de Guatemala fueron beneficiados con el arresto domiciliario.

Ambos deberán acudir a la fiscalía cada 15 días para firmar el libro de asistencia.

La tarde de este miércoles, la defensa pagó 100.000 quetzales (unos 13.500 dólares) por cada uno como fianza para liberar a los familiares de Jimmy Morales.

Sin embargo, el Ministerio Público busca investigar y sindicar al hermano del presidente por lavado de dinero en este mismo caso, después de que la sala tercera de apelaciones anulara el primer fallo de la jueza a cargo del proceso. Es ahora cuando la fiscalía podrá de nuevo imputar el cargo a Samuel Morales.

Al salir del juzgado que lleva el proceso, el hermano del presidente dijo que "confía en la justicia y que la verdad los hará libres". En el caso de José Manuel Morales no habló con los medios de comunicación y su defensa se niega a brindar declaraciones según indica en resguardo a la integridad de su patrocinado.

Ambos fueron detenidos por el caso Botín Registro Propiedad, un caso de corrupción según el cual se sustraían fondos del Estado guatemalteco (específicamente a través de la Registraduría General de la Propiedad) “por medio de la simulación de eventos” que nunca se hicieron, como se consta en el informe del Ministerio Público y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG).

La investigación de este caso comenzó en el segundo semestre del 2016. En septiembre del año pasado fue capturada Gladys Anabella de León Ruiz, exregistradora general de la Propiedad.