(CNN) – Con 14 nominaciones a los Oscar, el musical La La Land podría lograr un récord en los Premios de la Academia, este domingo. Y una de las supervisoras de sonido de la película también espera poder hacer un poco de historia por su cuenta.

En una especialidad cinematográfica dominada por los hombres, Ai-Ling Lee es la primera mujer asiática en ser nominada al Oscar por producción de sonido. Además, ella y su compañera supervisora de edición, Mildred Iatrou Morgan, también conforman el primer duo de mujeres en recibir la postulación a mejor edición de sonido.

“Yo no estaba realmente consciente de eso hasta que salieron las nominaciones y algunos medios de noticias mencionaron ese pequeño detalle. Estoy sorprendida, pero honrada de serlo (la primera mujer asiática)", le aseguró Lee a CNN durante una entrevista esta semana.

Ai-Ling Lee, editora de sonido de

Ai-Ling Lee, editora de sonido de "La La Land". (Tommaso Boddi/Getty Images for Women In Film)

Lee –quien ha participado en más de 70 producciones incluyendo Deadpool, The Maze Runner y Man of Steel– también hace parte del equipo nominado por la mezcla de sonido en La La Land.

Aunque fue aclamada por la crítica, Lee se mostró cautelosamente optimista sobre sus posibilidades de ganar el Oscar con esta película, pues los premios a la producción de sonido suelen llevárselos las cintas con más acción, explicó.

Lee también agregó que la edición de sonido se pasa por alto muy a menudo.

“Definitivamente no tiene un alto perfil”, insistió Lee. “Pero tengo que resaltar que el sonido, en general, especialmente en el cine, es útil para la narración creativa y el gran reto está en que es invisible”, agregó.

Desde 2003, sólo 20 nominaciones y seis premios han sido otorgados a mujeres en la especialidad de sonido.

"Es sorprendente (la nominación), pero me siento feliz de que tengamos más y más mujeres en nuestro arte del sonido", reveló Lee. "Esperemos que haya más”, añadió.

Por eso, está optimista en que la industria se está enfocando hacia esa dirección.

“Se me han acercado muchas personas recién graduadas de escuelas de cine, mujeres jóvenes que realmente quieren hacer el sonido de las películas, y es muy alentador ver eso”, señaló Lee. "Lo que hacemos es un trabajo creativo y no un trabajo técnico y esperemos que podamos atraer a más jóvenes y esperemos que con eso también vaya la diversidad", concluyó.