(CNN Español) - Desde una humilde vivienda en el caribe costarricense, una familia clama por justicia. La madre, quien pidió a CNN que protegiera su identidad, interpuso una denuncia contra su excompañero por supuestamente violar y embarazar a la hija de ambos de 13 años.

“Ella me había dicho que el bebé era del papá, entonces ella lo llamó y le dije a mi hija mayor, vaya acompáñela y lo graba, ella lo grabó donde él dice que el chiquito no es de él, que si dice que es de él lo meten preso y a mí también, que diga que es de un paisilla (un nicaragüense) y que el paisilla ya se fue, él mismo la estaba sometiendo a la mentira”, expresó la madre de 35 años de edad.

img_2016

La zona de Alto Guayacán, Costa Rica, donde se habría producido el crimen.

Según narra la violación ocurrió en diciembre, cuando la niña fue a visitar al padre con su hermano menor. El hombre fue detenido el 22 de febrero, pero liberado un día después con medidas cautelares. Debe presentarse ante la Fiscalía una vez al mes mientras se realiza la investigación. Su caso lo lleva la defensa pública.

La madre dice que él la ha llamado insistiéndole que quite la denuncia porque sostiene que no es el responsable. Para ella, su lugar es la cárcel.

“ Yo exijo que a él lo tengan detenido, lo tengan en la cárcel. mi hija dice que no puede dormir, que ella como que escucha que él anduviera aquí adentro. Ella está atemorizada porque él está afuera, ella teme que el papá en cualquier momento se la robe y se la lleve".

La humilde casa de la familia. (Crédito: Djenane Villanueva)

La humilde casa de la familia. (Crédito: Djenane Villanueva)

El Instituto Nacional de la Mujer (INAMU) le brinda apoyo médico, psicológico y jurídico a la niña. Además, apeló ante la Fiscalía la decisión del juzgado penal que ordenó la libertad del padre. Para la ministra de la Condición de la Mujer Alejandra Mora el padre puede ejercer control sobre la niña con una llamada, con una visita, por lo que la privación de libertad, que el hombre esté en la cárcel, es lo que procede en este momento.

Desde el gobierno piden también que no se revictimice más a la familia ni a la niña, quien tomó la decisión de continuar con el embarazo.

El caso desencadenó reacciones a favor y en contra del aborto en las redes sociales, pero, según la madre, ni ella ni la niña lo contemplaron como una posibilidad. "Ella me dijo que ese embarazo no lo va a interrumpir que no va a hacer un crimen como el papá le hizo a ella", expresó la mujer.

(Crédito: Djenane Villanueva)

La niña asiste a clases a una institución educativa cercana a su casa. (Crédito: Djenane Villanueva)

El código penal costarricense permite el aborto para casos en los que corra peligro la vida de la madre o se comprometa su salud.

La oficina de prensa del Poder Judicial dijo a CNN que el juez no se puede referir al caso por estar en investigación.

La niña está finalizando la escuela primaria y según su madre tiene todo el apoyo del centro educativo que está ubicado muy cerca de la casa. Los niños y niñas de la zona reciben ahí alimentación y según comentó una de las educadoras a CNN a ella le agregaron otros productos para fortalecer su salud . Cuando ya no pueda asistir a clases por el embarazo realizará tareas especiales y exámenes desde su casa.

La escuela a la que asiste la niña que habría quedado embarazada de su padre producto de una violación en Costa Rica. (Crédito: Djenane Villanueva)

La escuela a la que asiste la niña que habría quedado embarazada de su padre producto de una violación en Costa Rica ha dicho que le dará atención especial hasta que pueda estudiar. (Crédito: Djenane Villanueva)

Algunas cifras

El promedio anual de embarazos de madres menores de 15 años en Costa Rica alcanza los 500, según informó el INAMU. En la mayoría de los casos la diferencia de edad con los padres es de casi 10 años.

Según el Observatorio de Violencia de Género del Poder Judicial del 2003 al 2015 se reportaron 30.111 casos que ingresaron a las fiscalías penales de adultos por abusos contra menores de edad o personas en situación de discapacidad. La cifra que ha aumentado cada año. Además, se reportaron 19.772 denuncias de violación, de víctimas adultas y menores de edad.

Fuente:Observatorio de Violencia de Género del Poder Judicial.

Cifras de delitos sexuales por tipo Fuente:Observatorio de Violencia de Género del Poder Judicial.

Castigo por relaciones impropias y violación

El 13 de enero de este 2017 entró a regir una ley que castiga con cárcel las relaciones sexuales con menores de edad, según la diferencia de edad. La legislación busca asegurar la protección legal a personas menores de edad, ante situaciones de violencia de género asociadas con relaciones abusivas.

La ley castiga hasta con tres años de cárcel a quienes siendo mayores de edad mantengan relaciones sexuales con personas menores de 15 años, si la diferencia entre ambos es de cinco años o más. El mismo castigo se recibe cuando quien es menor de edad tenga entre 15 y menos de 18 años, si la diferencia de edad entre ambas partes es de 7 años o más.

En caso de relaciones con personas menores de 13 años, el Código Penal costarricense establece penas de hasta 18 años de cárcel