(CNN Español) - Durante las conversaciones sobre migración entre Cuba y Panamá celebradas en la Habana, ambas delegaciones acordaron colaborar para mejorar el flujo migratorio entre ambos países.

La viceministra de Relaciones Exteriores cubana, Ana Teresita González Fraga y el director general del Servicio Nacional de Migración del Ministerio de Seguridad Pública panameño, Javier Carrillo Silvestri, encabezaron la IV Ronda de Conversaciones Migratorias entre la República de Cuba y la República de Panamá, los días 28 de febrero y 1 de marzo.

Durante las sesiones de trabajo, ambas delegaciones evaluaron el comportamiento del flujo migratorio entre Cuba y Panamá, así como el estado de implementación del Protocolo para el intercambio de información vigente entre las autoridades migratorias de ambos países, según informó el Ministerio de Relaciones Exteriores cubano.

Asimismo, firmaron un Memorando de Entendimiento para contribuir a "garantizar un flujo migratorio regular, ordenado y seguro entre ambas partes e incrementar la cooperación bilateral en la lucha contra el tráfico ilegal de migrantes y la trata de personas".

Tras el acercamiento entre Estados Unidos y Cuba en el anterior gobierno de Barack Obama, la ruta centroamericana se popularizó entre los cubanos que dejaron la isla para llegar a Estados Unidos.

Miles de cubanos abandonaron sus hogares, esperaban aprovechar los privilegios especiales de inmigración concedidos a los que llegaban a las fronteras de Estados Unidos, la llamada política "pies secos, pies mojados". Pero Obama eliminó esa política, el 12 de enero, días antes del final de su mandato.