(CNN Español) - Los familiares de Vilma Trujillo, la mujer que fue quemada viva en Nicaragua, están pensando en irse a vivir a otra parte del país tras presuntamente haber recibido amenazas.

Así se lo informó este jueves a CNN en Español Heberto Jarquín, uno de los pocos reporteros que se encuentran en el lugar en el que ocurrieron los hechos, una zona rural del Caribe Norte del país a la que no se puede llegar en vehículo sino en un viaje a caballo de casi 15 horas desde el municipio de Rosita. Jarquín asegura que los familiares le hablaron de las amenazas y la intención de irse.

CNN en Español intentó comunicarse con la familia de Trujillo, pero dicen que ya no quieren dar más declaraciones a los medios.

Como lo reportó CNN en Español este miércoles, según las autoridades policiales en Nicaragua, el pasado 21 de febrero Vilma Trujillo fue lanzada a una hoguera, atada de pies y manos, supuestamente por los miembros de una iglesia evangélica a la que pertenecía, pues creían que estaba poseída por el demonio.

385182

Trujillo recibió quemaduras en el 80% de su cuerpo y fue trasladada a la capital del país, Managua, donde falleció este martes.

Juan Gregorio Rocho, quien asegura ser el líder de la iglesia Visión Celestial de la Asamblea de Dios -aunque en la sede central de esa iglesia lo niegan-, le dijo a la prensa que fue "un espíritu hermano que se expulsó en ella y cayó en el fuego" y afirmó que "no era ninguna intención de hacer eso".

Las autoridades confirmaron que ya fueron capturados cinco de los supuestos miembros de esa iglesia, incluido Rocho. Todos han negado haber tocado a la víctima.

La Iglesia evangélica y la Iglesia católica condenaron el caso, que ha causado gran indignación en el país, y la vicepresidenta de Nicaragua, Rosario Trujillo, lo calificó de “lamentable” y dijo que algo así “no debe, no puede repetirse”.

Por su parte, la comisionada Vilma Rosa, de la Policía de Nicaragua, dijo que el delito fue "tipificado como asesinato".

El caso también ha causado indignación en las redes sociales, donde algunos han dicho que lo sucedido es un "acto de ignorancia", "una atrocidad" o un crimen "digno de la Edad Media", entre otras cosas.