Washington (CNN) - Buena parte de los programas de la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por su siglas en inglés), podrían ser recortados por los requisitos de presupuesto propuestos por el presidente Donald Trump, según le dijo a CNN una fuente, este miércoles en la noche.

La fuente explicó detalles de una propuesta de la Oficina de Administración y Presupuesto que reduciría en un 24% el presupuesto de la EPA y también recortaría en un 20% su planta de personal.

Algunos de los programas más antiguos y mejor conocidos de la agencia enfrentarían así una potencial eliminación, incluyendo iniciativas que buscan mejorar la calidad del agua y del aire, así como varias regulaciones encargadas de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero del país.

LEE: Donald Trump, ¿ambientalista?

Trump pidió un aumento de 54.000 millones de dólares en el presupuesto de defensa y un recorte del mismo valor en el presupuesto de otras agencias.

Trump pidió un aumento de 54.000 millones de dólares en el presupuesto de defensa y un recorte del mismo valor en el presupuesto de otras agencias.

Otros programas que se podrían ver afectados son el de Justicia Ambiental, que fue creado para ayudar a comunidades locales a enfrentar distintos problemas ambientales, y el de Investigación sobre el Cambio Global, financiado por varias agencias, entre ellas la EPA, y que reporta el impacto de los humanos en el planeta.

El Plan de Energía Limpia también sufriría por los recortes. Fue una iniciativa del expresidente Barack Obama pensada para reducir las emisiones de carbono de cada estado. Catorce programas que la EPA tiene en alianza con otras entidades para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero también estarían en el patíbulo.

Dentro de los programas que podrían ser eliminados también están los de subvenciones a estados y tribus, las becas para científicos graduados e iniciativas como las que buscan proteger el medioambiente a lo largo de la frontera entre México y Estados Unidos.

Algunas de las subvenciones que se ha recomendado sean eliminadas podrían ser compartidas con subvenciones de programas locales en todo el país, según añadió la fuente.

Ken Cook, líder del Grupo de Trabajo por el Medioambiente, una organización de investigación y defensa del tema, le dijo a CNN en una declaración: “El gobierno de Trump ha decidido que comunidades a lo largo del país, cuyos residentes ya soportan una excesiva carga por la contaminación, ahora estarán solas en su lucha contra los grandes contaminantes”.

La EPA no contestó la solicitud que se hizo para comentar la recomendación de recorte de presupuesto y de la planta de personal. CNN también se comunicó con la Casa Blanca para conseguir comentarios al respecto.

John Coequyt, director de Campaña del progresista grupo ambientalista Sierra Club, calificó de absurdo el plan y dijo que el gobierno no logrará conseguir el aval para realizar esos recortes por parte de la rama legislativa.

También argumenta que reducir a cero el Programa de Justicia Ambiental, que se concentra en una protección justa de los peligros ambientales y de salud para personas de todas las razas y todas las clases sociales, tiene motivaciones raciales.

“Acabar con el Programa de Justicia Ambiental de la EPA es simplemente racista”, dice. “No puedo creer que sea una oficina que gaste mucho. No puedo describir esta medida en términos distintos a decir que está hecha para abandonar a esas comunidades. No creo que haya otra justificación distinta a la del racismo”.

“Los estados y el Congreso no estarán de acuerdo con esto. Están proponiendo cortar programas que están conectados con trabajos en estados y programas destinados a problemas ambientales”, dijo Coequyt.

El plástico provoca daños por 13.000 millones de dólares en el medio ambiente marino cada año. (Crédito: Plastic Ocean/CNN)

El plástico provoca daños por 13.000 millones de dólares en el medioambiente marino cada año. (Crédito: Plastic Ocean/CNN)

El gobierno de Trump ha pedido un aumento de más de 50.000 millones de dólares en defensa y un recorte de ese mismo valor en los gastos no relacionados con defensa, para lograr un equilibrio.

Preguntado por Wolf Blitzer, de CNN, este martes, sobre los posibles recortes, el recién posesionado director de la EPA, Scott Pruitt, dijo que es “muy importante proteger” las subvenciones creadas para ayudar a los estados con la infraestructura del agua. También dijo que cree que la EPA tiene “un papel muy importante” en controlar la calidad del agua y del aire en todo el país. Y trató de calmar a quienes están preocupados por los potenciales recortes, diciendo que el proceso está en marcha.

“Lo que tenemos que entender es que este es el comienzo del proceso, no el final del proceso”, dijo Pruitt.

La fuente que le contó a CNN sobre el plan de recorte también destacó que, en este momento, Pruitt es el único empleado político permanente en la agencia.

MIRA: Estados Unidos: el futuro de la era ambiental en la era Trump

Antes de llegar a ese cargo, Pruitt fue el fiscal general de Oklahoma y dirigió dos demandas contra la EPA durante el gobierno de Obama.

A pesar de sus declaraciones previas sobre el tema, durante su confirmación en el cargo Pruitt dijo que no creía que el cambio climático fuera un “engaño” y afirmó que necesita más debate, incluso si hay un abrumador consenso científico que dice que la humanidad está calentando el planeta.

Ross Levitt y Kevin Liptak, de CNN, contribuyeron con este reporte.