San Diego, California (CNN) – Las buenas personas de Snopes.com, el sitio de verificación de datos más conocido y antiguo de internet, saben un par de cosas a la hora de desmentir mitos. Su fundador, David Mikkelson, y su grupo de detectives web lo han estado haciendo durante ya dos décadas.

Y podrías llegar a creer que cuando un mito o falsedad es totalmente desenmascarado por el equipo de Snopes jamás volverías a ver medio pedazo de esa noticia falsa.

Pues, estarías equivocado.

El equipo de Snopes ha tenido que desmentir estas cinco historias una y otra vez.

1. Facebook quiere que publiques un aviso de privacidad

Cada vez que reaparece esta mentira sobre Facebook se extiende como si fuera un incendio forestal online: en tu página de inicio de la red social hay algún mensaje de uno de tus contactos diciendo que debes publicar un aviso legal o perderás los derechos de autor sobre tus fotos y otros contenidos que hayas compartido con tu círculo de amigos y familia.

Tu mamá, tu pastor, tu mejor amigo de la escuela secundaria y aparentemente todo el resto del mundo probablemente ha publicado este falso aviso de privacidad en algún momento. Tal vez tú también lo hiciste.

Y otra gran falsedad: Facebook te va a cobrar por tener tu perfil privado.

Para que quede claro: los dos son mentira. Así que la próxima vez que alguna de estas historias falsas aparezca en tu página de inicio de Facebook, lo puedes ignorar.

2. Hay algo en tu parabrisas

Esta es tan vieja como las leyendas urbanas y por lo general es así: tarde en la noche alguien va en su auto y estaciona en una calle solitaria o en un parqueadero desierto. Después de que se vuelve a montar al coche notan un pedazo de papel o de dinero o de (inserta aquí el objeto brillante de tu preferencia) sujetado en el parabrisas. Así que se bajan del automóvil para investigar de qué se trata y de repente son asaltados por una pandilla o payasos espeluznantes o (inserta aquí el villano que hayas elegido).

La nueva versión de este viejo éxito incluye un trozo de ropa atado a las escobillas del parabrisas y a una mujer siendo tomada por traficantes de trata de personas.

Es solo un mito y se trata de uno que particularmente irrita a Mikkelson.

“Nada de esto tiene sentido. Primero, si estás buscando robar un coche es un crimen de oportunidad. No vas a ponerle cosas a los carros y después sentarte a esperar en el parqueadero a que regresen los dueños porque no sabes cuándo lo harán”, sostiene. “¿Por qué necesitarías que alguien se montara a su auto y después se bajara para ahí sí asaltarlo? ¿Por qué no hacerlo cuando están ingresando al carro? No tiene ningún sentido como una escena del crimen”, insistió.

3. Los cajeros automáticos tienen códigos de emergencia

Te están robando y los ladrones te llevaron a un cajero automático para forzarte a retirar tu dinero, ese que ganaste trabajando fuertemente. Pero tú le das un vuelco a la situación marcando tu clave en el orden inverso y así alertas al cajero para que dé la señal de alarma a la Policía.

De hecho, hay algo de verdad en esta. A un empresario de Chicago se le ocurrió la idea y la patentó en los años 90. La presentó ante los bancos durante años, pero ninguno estuvo interesado y la tecnología nunca se desarrolló. Así que no, marcar tu clave a la inversa en el cajero automático no le avisará a los policías que estás en problemas.

Además, algunos de nosotros no podríamos ni siquiera poner nuestras claves al revés en las mejores circunstancias, mucho menos si tenemos un arma apuntándonos.

4. La alineación planetaria reduce la gravedad

Ahora, este es simplemente raro. El engaño, que se remonta a los años 70, sostiene que siempre que la Tierra se alinea perfectamente con Júpiter y Plutón, la atracción gravitacional combinada de los dos planetas reduce temporalmente la gravedad en la Tierra, permitiendo que la gente pueda saltar en el aire y flotar por un momento, y en algunas ocasiones hasta cinco minutos.

La última vez que esta historia merodeó las redes sociales se suponía que el fenómeno iba a ocurrir el 4 de enero de 2005. Y no fue así. Ni pasará en el futuro. Pero aún así las personas no han dejado de preguntarle a Snopes sobre el tema.

5. El Red Bull contiene semen de toro

Es una broma, amigos.

Y entre menos se diga sobre esta historia falsa, mejor.