(CNN) - Un mesero de California fue despedido después de pedirles a los clientes de un restaurante en Huntington Beach la prueba de su residencia cuando ordenaron una bebida.

El intercambio ocurrió en el pub-café Saint Marc el 11 de marzo, según la KABC, afiliada de CNN.

“El hecho de que dijera ‘necesito estar seguro de que sean de aquí antes de servirles’, fue completamente inaceptable”, escribió Diana Carrillo en Facebook luego de visitar el restaurante en la autopista de la costa pacífica el pasado domingo con dos amigos.

En respuesta al comentario sobre el incidente, el restaurante contestó desde su cuenta de Facebook verificada:

“De ninguna manera las acciones de este exempleado son representativas de la marca Saint Marc ni tampoco reflejan las opiniones de nadie de nuestro equipo, incluyendo la dirección ejecutiva”, escribió el restaurante. “Siempre hemos celebrado ser parte de la diversa comunidad de Huntington Beach, lo que significa valorar a todos nuestros clientes y tratar a cada individuo con respeto”.

El incidente ocurrió en el pub-café Saint Marc en Huntington Beach, California.

En la publicación, Saint Marc dijo que el incidente era “muy desafortunado” y dijo que “el empleado que cometió la falta” fue despedido.

“Miré a mi amigo y su hermana y dije ‘¿realmente nos preguntó esto?’ Ellos dijeron sí, nos preguntó lo mismo”, le dijo Carillo a KABC. Luego de quejarse con el manager del restaurante, les dijeron que podían sentarse en otra sección [del lugar], reportó KABC.

Perturbados por el incidente, los comensales dejaron el restaurante antes de comer, según la afiliada de CNN.

Para compensarlos, el restaurante dijo que contactó a Carillo y planea hacer una donación a la Comunidad de Inmigrantes del condado de Orange, una organización de caridad seleccionada por Carrillo.