Nota del editor: este artículo se publicó por primera vez en el 2012. Fue actualizado, reformado y republicado en el 2017.  El autor, Sanday Chongo Kabange, es un apasionado de las redes sociales que disfruta viajar y experimentar distintas culturas. 

(CNN) - ¿Quieres probar tu coraje o vencer tu miedo a las alturas?

Tal vez la solución es saltar de alguna de las torres o de los puentes más altos del mundo.

Acompáñanos mientras destacamos los 15 sitios más altos -y más impresionantes- que hay en el mundo para saltar.

233 metros: Torre Macao (Macao, China)

Oyes hablar de Macao y piensas en juegos y casinos. Pero Macao no solo tiene que ver con perder tu herencia en máquinas tragamonedas.

Fue en Macao donde el empresario de Nueva Zelandia Alan John Hackett construyó un lugar para saltar a 233 metros, lo que le valió un Récord Mundial Guinness como el “sitio de bungee jumping comercial más alto”.

Torre Macao en Macao, China, a 233 metros.

220 metros: Embalse de Verzasca (Ticino, Suiza)

A 220 metros, el embalse de Verzasca es el único lugar de bungee jumping donde puedes poner a prueba tu valentía para saltar en horas de la noche.

El embalse está bien iluminado con luces sumergibles y, a veces, por la luna. También es famoso por haber aparecido, por pocos segundos, en la película de James Bond Goldeneye.

No pienses en saltar desde aquí si le temes a las alturas o a la oscuridad.

Represa de Verzasca en Ticino, Suiza.

216 metros: Puente Bloukrans (Provincia Occidental del Cabo, Sudáfrica)

En todo el corazón de Sudáfrica, el Puente Bloukrans es el sitio de bungee jumping comercial y natural más alto del mundo. 

Saltar desde aquí ofrece una dosis doble de emoción: hacerlo desde un lugar tristemente famoso y caminar por un puente rodeado de la naturaleza del país.

206 metros: Puente de Río Grande (Nuevo México, Estados Unidos)

Saltar desde este puente imponente hacia la hermosa garganta del Río Grande es una experiencia inolvidable. 

La combinación de una vista increíble con emociones también increíbles hace que esta sea una experiencia sensacional para los fanáticos de los saltos.

192 metros: Puente Europabrücke (Innsbruck, Austria)

Muy bien puesto en un puente que une a Austria con Italia, los adictos a los saltos pueden disfrutar balancearse desde el Europabrücke mientras, de cabeza, toman fotos a los Alpes.

Y para los que resistan más emociones fuertes, también se puede saltar desde globos.

190 metros: Puente Niouc (Val d'Anniviers, Suiza)

¿Qué es lo primero que se te viene a la mente cuando piensas en Suiza? Relojes suizos y el chocolate Toblerone, ¿cierto?

Pues te contamos que Suiza también es el hogar del puente colgante más alto de Europa para hacer bungee jumping: el puente Niouc. 

Para saltar desde aquí debes tener el coraje no solo de lanzarte sino de balancearte en todas las direcciones, al mismo tiempo. Este puente colgante ofrece una experiencia que sacude, pero es emocionante.

Puente de Niouc, en Val d'Anniviers (Suiza), a 190 metros.

175 metros: Altopiano di Asiago (Vicenza, Italia)

Hemos oído a nuestras parejas decir que harían cualquier cosa por nosotros. Traernos la luna o atravesar los océanos más profundos.

Si tu pareja es una de esas personas dispuestas a saltar desde una grúa, entonces saltar en Altopiano di Asiago es el lugar para ustedes.

169 metros: Embalse de Kolnbrein (Carinthia, Austria)

Que Austria tenga dos de los sitios más altos para hacer bungee jumping dice mucho de sus habitantes.

Si mediste tu capacidad temeraria en el Puente Europabrücke, entonces podemos proponerte que complementes esa experiencia con el Embalse de Kolnbrein. Y si no pudiste, es una buena alternativa.

¿Qué puede más vertiginoso que saltar de una grúa anclada en la parte más alta de un embalse?

160 metros: The Last Resort (Río Bhote Kosi, Nepal)

Sé valiente, y salta.

Puede que se llame The Last Resort, pero seguramente no será la última vez que quieras saltar de uno de los puentes colgantes más largos de Nepal.

Saltar hacia este atemorizante barranco tropical también te ofrecerá una increíble (y volteada hacia abajo) vista del río Bhote Kosi.

152 metros: Ponte Colossus (Puente Veglio-Pistolesa, Biella, Italia)

A la gente le gusta saltar una segunda vez desde el Ponte Colossus, incluso antes de que la sensación que les dejó el primer salto se haya borrado de su memoria.

Más de 2.000 saltadores se reúnen aquí cada año para desafiar a la gravedad.

151,5 metros: Puente Perrine (Idaho, Estados Unidos)

Hay saltos nocturnos espectaculares que se llevan a cabo desde el Puente Perrine. 

Los valientes solo pueden saltar de este puente de 151,5 metros en periodos específicos. En verano solo se puede saltar una vez, de día o de noche.

150 metros: Kaivopuisto (Helsinki, Finlandia)

Este lugar para saltar de 150 metros funciona cada año, desde mediados de julio y hasta mediados de agosto, en Helsinki (Finlandia).

Los finlandeses no están locos, simplemente son temerarios y valientes que hacen lo que sea para entretenerse. Los que salten pueden escoger entre caídas libres a plataformas flotantes en el mar o saltos en snowboard, globos y skyvolter, entre otros.

141,5 metros: Puente Navajo (Cañón de Mármol, Arizona, Estados Unidos)

Este espectacular puente en el Cañón de Mármol, en Arizona, es el lugar escogido para las Expediciones Bungee. Es uno de los puentes más altos de Estados Unidos y es ideal para los verdaderos amantes de la adrenalina, además de ofrecer vistas asombrosas del Río Colorado.

134 metros: Cable de Nevis (Queenstown, Nueva Zelandia)

Si quieres saber porqué los productores del programa "Fear Factor" advierten que nunca intentes una acrobacia en casa, salta desde el Cable de Nevis, sobre el Río Nevis.

Cuando estés listo, con el arnés puesto sobre tus tobillos, podrás saltar sobre el lugar más miedoso de los sitios de bungee jumping de Nueva Zelandia. Para llegar hasta allí, debes viajar en un teleférico con capacidad para seis personas.

Cuerdas en el río Nevis, Queenstown, Nueva Zelandia, a 134 metros de altura.

111 metros: Puente de las Cataratas Victoria (Livingstone, Zambia/Zimbabwe)

Vence tu miedo a las alturas y salta sobre las Cataratas Victoria

A 111 metros, saltar desde el Puente de las Cataratas Victoria es tal vez la mejor manera de brincar sobre dos países distintos desde un mismo punto. Lo único que tienes que recordar es llevar tu pasaporte.