(CNN Español) - Mocoa, capital del departamento de Putumayo, en el sur de Colombia, tardará meses en recuperarse de la avalancha de lodo producida por la creciente de tres ríos que este sábado arrasó con buena parte de la ciudad y dejó al menos 250 muertos, 200 personas heridas y otras 200 desaparecidas, según los últimos reportes de las autoridades.

Ante la proliferación de mensajes en redes sociales con información sobre donaciones en especie y cuentas bancarias para donar dinero y así ayudar a las víctimas, el gobierno informó que la única cuenta de ahorros habilitada, para las personas que se encuentren en Colombia, es una del Banco Davivienda de número 021 666 888. De acuerdo con la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, a través de esa cuenta se canalizarán todos los aportes que hagan los ciudadanos para ayudar a los habitantes de Mocoa.

Las personas que estén en el exterior y quieran ayudar también podrán hacerlo a través de una transferencia por medio del Banco Citibank, con los siguientes códigos internacionales.

La Cruz Roja Colombiana y la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres aseguran que no están recibiendo ayudas materiales y no han habilitado puntos oficiales para la recolección de ayudas, pero si tienen unos canales para darles información a las personas que necesiten ubicar a sus familiares en Mocoa. Pueden escribir a los correos rcf@cruzrojacolombiana.org, carlos.giraldo@cruzrojacolombiana.org y jose.rivera@cruzrojacolombiana.org o llamar al teléfono celular +57- 3102252105.

Además, la Cruz Roja Colombiana intensificó su campaña de donaciones de sangre y comunicó que recibe donaciones en dinero en dos cuentas corrientes, del Banco de Bogotá y del Banco BBVA.

Por otro lado, la UNICEF habilitó una opción en su página para donar dinero y ayudar a los niños afectados por la tragedia. 

El presidente Juan Manuel Santos declaró el estado de calamidad pública para poder agilizar las labores de rescate, ayuda y reconstrucción y aseguró que el gobierno entregará subsidios de arriendo para damnificados de 250.000 pesos mensuales (unos 87 dólares) durante 3 meses, mientras se construyen nuevas viviendas para los afectados.

También confirmó que a la zona afectada por la tragedia ya llegaron 1.000 kits de aseo, 1.000 ayudas alimentarias y 3.000 colchones.

El Ministerio de Salud de Colombia, por su parte, envió 500 kilos de medicamentos, insumos médico-quirúgicos, 5 mil litros de agua potable y una carpa hospital, e instaló tres albergues temporales como puestos de salud, para atender a los heridos.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID), por su parte, donó 200 mil dólares para la reconstrucción de la ciudad y las distintas labores de ayuda humanitaria.

Además, estas organizaciones caritativas están empezando a mobilizarse y a través de estos enlaces puedes encontrar formas de ayudar sus labores: