(CNN Español) - Un grupo de diputados opositores llegó este viernes a las 6 de la mañana a la sede de la Defensoría del Pueblo, en Caracas, para protestar y exigir la renuncia de Tarek William Saab, quien preside ese organismo.

La protesta incluyó un gesto simbólico: “clausurar” con una cinta roja la sede de la Defensoría.

Los diputados, miembros de la alianza de partidos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), se unieron para rechazar las declaraciones de Saab de este jueves, tras la solicitud de la oposición de que apruebe la destitución de los siete magistrados del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) que la semana pasada firmaron dos sentencias que eliminaban las funciones del poder legislativo, en un polémico fallo que días después fue modificado.

Saab aseguró que la solicitud es “improcedente” y que la Defensoría considera “inoficioso emitir pronunciamiento de presuntas faltas incurridas por los magistrados… puesto que las sentencias números 155 y 156 de fechas 28 y 29 de marzo de 2017, ya fueron aclaradas de oficio mediante decisiones complementarias”.

A comienzos de la semana, el defensor del pueblo también afirmó que en su país “existe la separación de poderes e impera un Estado democrático y social y de derecho y justicia”.

MIRA: Tarek William Saab dice que en Venezuela habrá diálogo

Este viernes, el TSJ manifestó en un comunicado su "rechazo a cualquier ataque o acto vandálico el sistema de justicia".
Clausura simbólica
“Clausurado por golpista”, se leía en algunos de los carteles que los diputados opositores llevaron hasta la sede de la Defensoría del Pueblo este viernes.

En las marchas realizadas este jueves ya varios ciudadanos habían tratado de llegar allí, pero la fuerza pública se lo impidió con agua y gases lacrimógenos.

A la protesta de este viernes se suma una petición pública en la plataforma Change.org en la que “personas, organizaciones de derechos humanos y de la sociedad civil” se declaran indignadas por las declaraciones de Saab y exigen su renuncia.

Según el diputado Miguel Pizarro, era necesario protestar ante la Defensoría del Pueblo pues esa entidad “se puso del lado del golpe de Estado”.

Stalin González, jefe de la bancada de la oposición que hoy es mayoría en la Asamblea Nacional, afirmó que lo improcedente no es pedir la destitución de los magistrados del TSJ, sino que ellos “atentan contra una AN elegida por 14 millones de venezolanos”.

“Esta defensoría no le sirve al pueblo de Venezuela, no defiende al pueblo”, aseguró por su parte el diputado Jorge Millán.

La Constitución de Venezuela de 1999 establece que la Asamblea Nacional puede iniciar un proceso de destitución de los magistrados del Tribunal Supremo de Justicia si, previamente, el Poder Ciudadano (ejercido por el llamado Consejo Moral Republicano e integrado por el defensor del pueblo, el fiscal general y el contralor general) ha determinado que los jueces cometieron una falta grave.

Si estás en Venezuela sigue nuestra señal en vivo: cnnespanol.com/envivo

La protesta de los diputados opositores ante la Defensoría del Pueblo se produce tras dos días consecutivos de que varias marchas, a favor y en contra del gobierno, se tomaron las calles de Caracas.

Imágenes de los choques entre manifestantes y policías en la protesta en Caracas este miércoles (JUAN BARRETO/AFP/Getty Images).

Las manifestaciones -en las que este jueves murió un joven estudiante, durante enfrentamientos con la Guardia Nacional- ocurren en medio de un complicado clima político en el país, que también es azotado por una crisis económica y por la escasez de productos básicos y de medicamentos para sus habitantes.

La Asamblea Nacional aprobó un acuerdo rechazando el que consideran un golpe de Estado continuado, tras las sentencias del Tribunal Supremo de Justicia que eliminaban las funciones del poder legislativo. El oficialismo, por su parte, acusa a la oposición de golpismo desde el parlamento.