(CNN) - El secretario de prensa de la Casa Blanca, Sean Spicer, pidió disculpas el martes después de decir que Adolf Hitler "ni siquiera se degradó a usar armas químicas" durante la Segunda Guerra Mundial en un intento por criticar la alianza de Rusia con el presidente sirio Bashar al Assad y su uso de armas químicas.

El comentario fue inmediatamente desacreditado y después de una serie de intentos de aclarar sus palabras, Spicer se disculpó en una entrevista con Wolf Blitzer de CNN.

"Obviamente estaba tratando de hacer un punto sobre los actos atroces que Assad había hecho en contra de su propio pueblo la semana pasada, el uso de armas químicas y de gas. Francamente, erróneamente hice una referencia inadecuada e insensible al Holocausto, para lo que no hay comparación", dijo Spicer. "Y por eso me disculpo, fue un error hacerlo".

Spicer, quien dijo que estaba "enterado" de que las cámaras de gas fueron usadas durante el Holocausto, más tarde dijo que debería haber "mantenido el enfoque" en Assad y pidió a la gente que perdonara por su "error".

"Mi objetivo de ahora en adelante es mantenerme enfocado en Assad y debí haberlo hecho así", dijo. "Me di cuenta de que había cometido un error y no quería ser una distracción para la agenda del presidente."

Aunque Hitler no usó armas químicas en el campo de batalla, el Führer y los nazis usaron cámaras de gas para exterminar a los judíos, personas con discapacidad y otros grupos.

"Hubo alguien que era despreciable como Hitler, que ni siquiera se degradó en el uso de armas químicas", aseguró Spicer. "Así que, si eres Rusia, tendrías que pregúntate a ti mismo si Siria es un país y un régimen al que quieras alinearte".

El comentario inmediatamente causó reacciones en la sala de prensa. Spicer, cuando más adelante un reportero le pidió que hiciera una aclaración, afirmó: "Creo que si hablamos del gas sarín, él no lo usó sobre su misma gente del mismo modo en que Al Assad lo está haciendo".

Sean Spicer, secretario de prensa de la Casa Blanca. (Crédito: Chip Somodevilla/Getty Images)

Los periodistas en la sala de informes le dijeron que el Holocausto era un ejemplo de uso de armas químicas. "Hitler llevó a mucha gente a los centros del Holocausto ("Holocaust centers", expresión exacta en inglés dicha por Spicer). Lo entiendo", aseguró. "Pero la forma en que Al Assad usó el gas fue entrar en las ciudades y dejarlo caer sobre personas inocentes en medio de los barrios y calles", agregó, defendiendo su declaración. "Aprecio la aclaración, esa no fue la intención".

El comentario no aclaró la controversia, especialmente teniendo en cuenta que Spicer aparentemente se refirió a los campos de concentración como "centros del Holocausto" ("Holocaust centers").

En un comunicado emitido luego de la sesión informativa, Spicer dijo que "de ninguna manera estaba tratando de disminuir la naturaleza horrenda del Holocausto". "Trataba de hacer una distinción entre la táctica de usar aviones para lanzar armas químicas sobre centros poblados. Cualquier ataque contra personas inocentes es reprochable e inexcusable", dijo.

La mayoría de los historiadores creen que la Alemania nazi nunca utilizó armas químicas en el campo de batalla en la Segunda Guerra Mundial, a pesar de poseer tanto armas químicas de la era de la Primera Guerra Mundial como agentes nerviosos más avanzados. Hitler mismo fue expuesto al gas mostaza durante su servicio de la Primera Guerra Mundial, pero no hizo uso de armas químicas contra las fuerzas aliadas, ni siquiera cuando Alemania sufrió pérdidas en el campo de batalla.

Sin embargo, Hitler usó gas químico para asesinar a civiles inocentes en campos de concentración. El Museo del Holocausto de Estados Unidos en Washington le respondió rápidamente Spicer tuiteando: "OBSERVE: Las imágenes de nuestra colección muestran lo que las fuerzas estadounidenses descubrieron cuando liberaron a #Buchenwald" (campo de concentración).

Y Chelsea Clinton, hija del expresidente Bill Clinton y de la exsecretaria de Estado Hillary Clinton, tuiteó: "Espero que el secretario de prensa se tome un tiempo para visitar el Museo del Holocausto. Está a pocas cuadras".

El comentario se produce cuando los judíos de todo el mundo celebran la Pascua. La Casa Blanca organizó este lunes en la noche la cena del Séder de Pésaj.

Steven Goldstein, director ejecutivo del Centro de Respeto Mutuo Ana Frank, señaló el feriado en un comunicado en el que acusó a Spicer de participar en la "negación del Holocausto".

"La declaración de Spicer es la injuria más maligna sobre un grupo de personas que hemos escuchado de un secretario de prensa de la Casa Blanca. Sean Spicer carece de la integridad para servir como secretario de prensa de la Casa Blanca y el presidente Trump debe despedirlo de inmediato", afirmó Goldstein en un comunicado.