(CNNMoney) - Piensa en la próxima vez que debas viajar en avión. Llegas a la puerta de abordaje. Hay una multitud. El vuelo está lleno.

Una azafata anuncia que el vuelo está sobrevendido y pregunta por pasajeros que, de manera voluntaria, decidan no viajar. La aerolínea necesita que un pasajero libere una silla y, para seducirlo, ofrece un bono de 300 dólares.

Eso no fue lo que pasó con el ahora tristemente célebre vuelo de United Airlines. Un pasajero fue arrastrado y sacado a la fuerza de un avión, en el Aeropuerto Internacional de Chicago, cuando se rehusó a entregar su silla, que la aerolínea necesitaba para que uno de sus empleados volara a la ciudad de destino.

El incidente de United fue atípico. Pero es una práctica común de las aerolíneas sobrevender vuelos, para anticiparse a que no se presenten pasajeros. También existe el escenario de que el avión esté muy pesado, el encargado del vuelo deba abordar o empleados de la aerolínea deban trabajar. Para hacer la historia corta: si una compañía aérea necesita sillas, puede que tenga sus ojos puestos en la tuya.

Como pasajero, esto es lo que necesitas saber.

MIRA: Azafata sonriente y amenazante: burla al fiasco de United Airlines

1. Recibirás menos si levantas tu mano

El Departamento de Transporte de Estados Unidos exige que lo primero que hagan las aerolíneas sea preguntar por voluntarios que acepten viajar en otro vuelo antes de sacar a alguien del avión en contra de su voluntad.

Pero las negociaciones son entre tú y la aerolínea. La compañía decide cómo será la indemnización, pero generalmente es un bono viajero para un viaje futuro o una tarjeta de regalo. Eso puede estar bien. Si no tienes problema en ir a otra puerta de abordaje y llegar a tu destino final un poco tarde y contar con un crédito de vuelo, ofrécete como voluntario. Sin embargo, debes saber que si ya aceptaste, no estás autorizado para llamar a la aerolínea y pedirle más.

Y si fuiste sacado del avión en contra de tu voluntad, puedes pedir dinero (ver más abajo).

Un dato adicional: si te dieron un bono viajero, el Departamento de Transporte recomienda leer bien la letra menuda. Debes informarte y saber por cuánto tiempo es válido el bono, si lo puedes usar en temporada de vacaciones y si sirve para vuelos internacionales, entre otras cosas.

2. Si te sacaron en contra de tu voluntad, rigen las leyes federales

Cuando las aerolíneas no consiguen suficientes voluntarios y deben sacar a pasajeros de manera involuntaria, hay unas reglas específicas que deben seguir. Las compañías aéreas tienen el deber de llevar a los pasajeros a su destino final dentro de la hora siguiente de su vuelo inicialmente programado, o de lo contrario deben comenzar a repartir dinero.

Si los pasajeros llegan a su destino final entre una y dos horas tarde (o entre una y cuatro horas tarde si se trata de vuelos internacionales), las aerolíneas deben pagarles el doble de la tarifa original por un solo trayecto, con un límite de 675 dólares. Si los pasajeros llegan más de dos horas tarde (o cuatro horas, para vuelos internacionales), deben pagar el 400% de la tarifa de un solo trayecto, con un límite de 1.350 dólares.

Cuando son sacados de un vuelo en contra de su voluntad, los pasajeros tienen el derecho de insistir para que les den el dinero, en lugar de un vuelo gratis o un bono viajero, según el Departamento de Transporte. Y siempre se quedan con el boleto original, que conserva su valor.

¿Viajas en una aerolínea que asegura que no sobrevende sus vuelos? De todas maneras, debes tener cuidado. JetBlue Airways, por ejemplo, dice que no sobrevende, pero se reserva el derecho de hacerlo en el contrato que aceptas de manera implícita cuando compras uno de sus boletos.

LEE: 5 preguntas sobre el error de 800 dólares de United que se convirtió en un escándalo millonario

3. Tu programa de viajero frecuente puede ayudar (a veces)

En Estados Unidos, cada aerolínea establece su propia política para decidir qué pasajeros deben ser sacados del avión, cuando no se encuentran voluntarios. Los términos de esas condiciones también están reseñados en esos fastidiosos contratos de transporte que nunca leemos.

En los vuelos de United, las personas en situación de discapacidad y los menores que viajen sin un acompañante serán siempre las últimas personas en ser sacadas del avión, según el contrato de la compañía.

American Airlines dice que escoge según el orden en que los pasajeros hicieron el check-in (si fuiste el último, es muy probable que te toque bajarte del avión), pero también pondera las “severas dificultades” que el cambio de vuelo pueda traerle al pasajero, el costo del boleto y el estatus del viajero frecuente en el programa de fidelidad de la compañía.

Delta Air Lines hace lo mismo: revisa quiénes hicieron el check-in temprano o tarde, el programa de fidelidad del viajero y si está programado para viajar en primera clase o en clase ejecutiva. También asegura que hace excepciones con personas que tengan alguna discapacidad, menores sin acompañantes y miembros de las fuerzas militares.

MIRA: Estalla indignación en redes sociales de China en contra de United Airlines

4. ¿Quieres más dinero? No cobres

El Departamento de Transporte advierte a los pasajeros que su poder de negociación es muy alto antes de que cobren el dinero que se entrega en compensación por ser expulsado del vuelo en contra de su voluntad, aunque sea en bono o en cheque.

“Una vez que cobraste el dinero (o aceptaste el vuelo gratis), probablemente pierdas la capacidad de buscar que la aerolínea te entregue más dinero después”, dice la Guía del Consumidor del Transporte Aéreo del Departamento de Transporte de Estados Unidos en su página web. 

Si sientes que el costo de haber sido sacado del avión excede lo que te pagaron en el aeropuerto, siempre puedes tratar de negociar un pago mejor a través del departamento de quejas de la compañía. Y si eso no funciona, puedes demandar.

“Eres libre de rechazar el dinero o de no cobrarlo y de llevar a la aerolínea a los tribunales para tratar de obtener una mejor indemnización”, afirma el Departamento de Transporte.