(CNN) - Un hombre disparó fatalmente a tres personas en menos de dos minutos en Fresno, California, en lo que la policía calificó como un crimen de odio.

Las tres víctimas eran blancas, y aparentemente elegidas al azar, según la policía. El sospechoso, Kori Muhammad Ali, de 39 años, es afroestadounidense.

Muhammad había publicado en redes sociales su aversión por los blancos y los funcionarios del gobierno, dijo el jefe de policía de Fresno, Jerry Dyer. También gritó "Allahu Akbar" (Alá es el más grande) cuando fue detenido el martes, dijeron las autoridades.

"No creemos... que sea un delito relacionado con el terrorismo", dijo Dyer la prensa. "Esto se basa únicamente en la raza".

El FBI está ayudando en la investigación.

El tiroteo comenzó alrededor de las 10:45 horas, local.

Muhammad disparó 16 veces en menos de dos minutos, dijo Dyer.

Las autoridades creen que no tenía ninguna relación con las víctimas, tres hombres de entre 34 y 58 años.

Muhammad también está acusado de disparar contra otro hombre blanco de 59 años, pero falló, dijo el jefe de policía.

También supuestamente apuntó a tres mujeres hispanas -una mujer, su hija adulta y su nieta de 4 años- quienes al escuchar los disparos se metieron en su coche, pero tuvieron problemas para arrancar. Muhammad se acercó por el lado del pasajero y las apuntó con el arma, pero no disparó, dijo Dyer.

Muhammad se enfrentará a cuatro cargos de asesinato y dos cargos de asalto con arma mortal, dijeron las autoridades. El cuarto homicidio se refiere a otro incidente la semana pasada.

Sospechoso: "Lo hice"

Los agentes encontraron a Muhammad corriendo en la calle después de disparar a su última víctima.

Se entregó a la policía, diciendo: "Lo hice, yo les disparé", dijo el jefe de la policía a la prensa.

Muhammad era buscado por el asesinato el 13 de abril de Carl Williams, de 25 años, un guardia de seguridad desarmado afuera de un motel. Williams recibió varios disparos esa noche y murió más tarde en un hospital.

La policía había publicado una foto de Muhammad, pidiendo la ayuda del público para encontrarlo, e incluso ofreció una recompensa.

Muhammad se afeitó la cabeza y la cara para cambiar su apariencia, dijo Dyer.

 

El sospechosos tuvo anteriores encontronazos con la ley, según documentos judiciales.

En 2005, fue acusado por posesión de cocaína con intención de distribuir, y posesión de dos fusiles y una pistola semiautomática.

Una evaluación psiquiátrica encontró que sufría de psicosis y un grado sustancial de paranoia. Fue declarado no apto para ser juzgado en julio de 2005.

Más tarde fue declarado apto para ser juzgado en 2006. Muhammad se declaró culpable y fue condenado a 110 meses de prisión, que se redujeron a 92 meses.

Luto en Fresno

El tiroteo conmocionó a la comunidad de Fresno. Los residentes se tomaron de las manos y oraron durante una vigilia el martes.

María Praise, testigo del tiroteo, dijo a CNN que corrió adentro y cerró las puertas cuando oyó el ruido de los disparos.

"Podía oír los disparos. Vi al hombre corriendo", dijo.

"Mi sobrina vio a una de las víctimas. Ella trató de hacerle reanimación cardiopulmonar, pero cuando llegó ya estaba muerto".

El alcalde de Fresno, Lee Brand, dijo que era "un día triste para todos nosotros".

"Mis pensamientos y oraciones están con las familias de las víctimas. Ninguno de nosotros puede imaginar lo que deben estar pasando".