(CNN Español) - Este martes retornó a Guatemala otra de las adolescentes sobrevivientes de la tragedia en el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, quien fue atendida en el hospital Shriners de Boston, Massachussetts (EE.UU.), informó la Procuraduría General de la Nación (PGN).

La joven, cuya identidad no fue dada a conocer por la PGN por mandato judicial y por el amparo de los artículos 152 y 153 de la Ley de Protección Integral de la Niñez y Adolescencia de Guatemala, es la tercera en regresar al país centroamericano tras ser atendida en centros hospitalarios estadounidenses.

Según la PGN, en Estados Unidos todavía siguen en atención médica seis jóvenes: tres en el hospital Shriners de Galveston (Texas), dos en Boston y una en Cincinnati (Ohio).

La menor continuará su tratamiento de forma ambulatoria en un hogar privado cuya ubicación "no se dará a conocer", afirmaron las autoridades.

Desarrollo judicial del caso

El exsecretario de Bienestar Social, Carlos Antonio Rodas Mejía, y los exfuncionarios de esa secretaría, Anahy Keller Zavala y Santos Torres Ramírez, fueron sujetos de auto de procesamiento por los delitos de homicidio culposo, abuso de autoridad, incumplimiento de deberes, maltrato contra personas menores de edad y lesiones graves tras las audiencias llevadas a cabo hace dos semanas ante el juez Carlos Guerra.

Rodas proclamó su inocencia en el momento de ser capturado el pasado 13 de marzo, mientras que Torres Ramírez, a pesar de haber admitido que no tenía experiencia ni especialización en el cuidado de niños, le endilgó responsabilidades al exfuncionario presidencial por haber tomado la decisión de encerrar a las menores una noche antes de la tragedia, durante una revuelta en la que ellas exigían un mejor trato. Keller Zavala, por su parte, se abstuvo de declarar.

Según el Código Penal de Guatemala, el homicidio culposo se castiga con una pena de tres a ocho años de prisión. El abuso de autoridad se penaliza con uno a tres años de cárcel, mientras que el mismo castigo se le da al incumplimiento de deberes. El maltrato contra personas menores de edad está penado con pérdida de la libertad de dos a cinco años.

Este caso, que conmovió a toda Guatemala, ha motivado incluso acusaciones contra el presidente Jimmy Morales.

El pasado 14 de marzo, los diputados Sandra Morán Reyes y Leocadio Juracán Salomé, del bloque legislativo del partido opositor Convergencia, acusaron al jefe de Estado ante el Ministerio Público de los delitos de ejecución extrajudicial, tortura, incumplimiento de deberes y abuso de autoridad. Los legisladores le pidieron al ente fiscal que se le levante la inmunidad a Morales para incorporarlo en la investigación de la tragedia.

Heinz Heimann, vocero presidencial guatemalteco, le dijo en su momento a CNN En Español que "cualquier persona, ya sea individual, jurídica o funcionario público está en su libertad de presentar cualquier tipo de denuncia ante los órganos correspondientes, y éstos son los encargados si estas denuncias tienen o no fundamento. Ese es un tema que deberá dilucidar el Ministerio Público".

En el Hogar Seguro Virgen de la Asunción, que está situado en San José Pinula (a 21 kilómetros de Ciudad de Guatemala) y que depende de la Secretaría de Bienestar Social de la Presidencia de Guatemala, tuvo lugar el pasado 8 de marzo una de las más grandes tragedias de la historia moderna guatemalteca al morir inicialmente 19 jóvenes internas tras un incendio luego de una protesta por las supuestas malas condiciones del centro, circunstancias que aún están bajo investigación por parte de las autoridades. La cifra de muertos aumentó a 41 con el correr de los días.