(CNN) - Francia está a punto de elegir a su nuevo presidente. "C'est bien", podrían decir, pero apenas nos estamos recuperando de los cambios sísmicos del 2016 (brexit, Donald Trump). Aunque deberías prestar atención. Uno de los países más importantes de Europa podría terminar gobernado por una líder de extrema derecha o por alguien que nunca ha ostentado un puesto de elección popular. En cualquier caso, el resultado resonará en todo el planeta.

Aquí está todo lo que necesitas saber sobre la votación de este fin de semana:

¿Por qué es importante?

Para la Unión Europea: 

La UE ya está muy ocupada lidiando con su pendiente divorcio de Gran Bretaña. Al menos dos de los candidatos en esta elección prometieron sacar también a Francia del bloque. ¿Podrá el grupo de 28 naciones sobrevivir a la pérdida de dos de sus miembros más ricos y más poblados? Probablemente no. "Un gobierno francés que abandone el euro sería una sacudida política más grande que la salida de Gran Bretaña", dijeron dos analistas.

Para Estados Unidos:

Existe la sensación de que esta elección presidencial, como la de Estados Unidos, traerá cambios que nadie puede predecir en su totalidad. Un observador político dijo que los franceses "han tenido suficiente de la izquierda y la derecha en los últimos 30 años" y "quieren darle la vuelta al tablero". Las dos contiendas tienen una gran cantidad de similitudes atemorizantes: candidatos abrumadores y alarmantes, acusaciones de corrupción y meteduras de pata. Muchas.

Para el resto del mundo: 

En principio, todos odian que haya demasiados cambios en el mundo. Además, cualquiera en algún país de África o Medio Oriente azotado por la guerra, y que piense que Francia podría ser un refugio, podría encontrarse con la puerta cerrada. La inmigración, especialmente de países islámicos, podría ser el tema principal en esta elección. Algunos de los candidatos quieren reducir drásticamente la llegada de personas al país. Uno de ellos incluso quiere prohibir la inmigración legal.

Para los mercados: 

Los dos candidatos líderes tienen visiones económicas muy distintas. Uno quiere que Francia abandone el euro y proteja los empleos franceses. El otro es defensor de una mayor integración europea. Los mercados odian, odian odian la volatilidad. Mira cómo reaccionaron a las elecciones en Grecia en 2012. Con la futura salida de Gran Bretaña de la UE, Francia será la segunda potencia económica en la región. Y un cambio ahí afectaría los mercados.

¿Cuándo es la elección?

La primera vuelta es este domingo 23 de abril. Luego, los dos candidatos que obtengan el mejor resultado se enfrentarán en una segunda vuelta el 7 de mayo. Es distinto a lo que ocurre en Estados Unidos y en varios países de América Latina donde el destino de un candidato presidencial depende de un solo día. Y es aún más distinto que, digamos, las elecciones estatales en la India, que duran cinco semanas.

¿Quiénes son los actores principales?

Marine Le Pen

¿Quién es?: Es la líder del partido de extrema derecha Frente Nacional y una de las favoritas para la primera vuelta. También es controvertida, principalmente por la historia de xenofobia y antisemitismo de su partido. Ella ha tratado de suavizar la imagen del partido –con regular éxito. En abril, por ejemplo, dijo que Francia no era responsable de que durante la guerra hubiera redadas contra judíos que terminaron en campos de concentración nazis. No le fue bien con eso.

¿Qué busca?: Ella quiere a Francia fuera de la UE y de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). Quiere limitar la inmigración a solo 10.000 "entradas" por año. Ella condena la globalización y ha prometido luchar contra el "islam radical". ¿Suena familiar? Si gana, será el primer presidente de extrema derecha elegido en la historia de la UE.

Dato curioso: Después de estudiar en la escuela de leyes, trabajó como defensora pública y algunas veces defendió a... inmigrantes indocumentados.

Dato aterrador: A los 8 años, sobrevivió a una bomba que destruyó el departamento de su familia. Los atacantes iban contra su papá, fundador del Frente Nacional.

Emmanuel Macron

¿Quién es?: Él es la mayor sorpresa en este quinteto. Se trata de un centrista a quien nadie tomaba en serio al principio. No contaba con el respaldo de ninguno de los principales partidos políticos, así que formó el suyo. Y –¡sorpresa!– está peleando con Le Pen el primer lugar en las encuestas.

¿Qué busca?: Él respalda medidas liberales y favorables a las empresas para impulsar la economía. Quiere incrementar el gasto en defensa y policía. Quiere mejores sueldos para los docentes y unidad en un momento en que en Francia se encuentra fracturada.

Dato curioso: A los 17 años, le dijo a su maestra que algún día se casaría con ella. Y lo cumplió.

Francois Fillon

¿Quién es?: Representa al Partido Republicano y es conocido como el "Thatcher francés" por sus políticas conservadoras. En algún momento lideró la carrera, pero luego surgió un escándalo sobre miembros de su familia con empleos pagados a los que no se presentaban - y eso descarriló todo.

¿Qué busca?: Quiere acabar con la presumida semana laboral francesa de 35 horas de trabajo, recortar el gasto público, abolir el impuesto a los más ricos y reducir la inmigración. Y, como Margaret Thatcher, no tiene miedo de enredarse con los sindicatos.

Dato curioso: ¡Vive en un castillo del siglo XII!

Jean-Luc Melenchon

¿Quién es? Él representa al partido Frente de la Izquierda, una coalición de excomunistas, jóvenes descontentos y revolucionarios envejecidos. Lo llaman el "Bernie Sanders francés". Se trata del orador más cautivador del grupo y está repuntando en las encuestas.

¿Qué busca?: Quiere elevar el salario mínimo, aumentar los impuestos a los ricos y hacer más por las clases bajas.

Dato curioso: Ha utilizado hologramas durante la campaña para poder aparecer en varios eventos al mismo tiempo.

Benoit Hamon

¿Quién es?: Es el candidato del Partido Socialista y se encuentra último en las encuestas. Ser socialista en la era del muy impopular presidente Francois Hollande, quien incluso decidió no buscar la reelección por esta situación, tiene su precio.

¿Qué busca?: Quiere crear una renta básica universal, legalizar el cannabis e imponer un "impuesto a los robots" que aplicaría a la tecnología que quita empleos a los humanos.

Dato curioso: Alguna vez lo llamaron el "Pequeño Ben" por su estatura - mide 1,64 metros.

¿Cuales son los temas principales?

Economía

Francia se encuentra en un periodo de estancamiento económico. El desempleo se encuentra en 10%. El PIB es débil. Requiere de una sacudida en el sistema, pero los candidatos, obviamente, difieren en cómo debe ser esa sacudida. Uno de ellos, Melenchon, quiere un impuesto de 100% a los ricos. Otra, Le Pen, quiere abandonar el euro.

Polémicas

La esposa de Fillon y dos de sus hijos fueron acusados de ganar más de un millón de dólares en empleos de asistentes parlamentarios a los que nunca se presentaron.

Le Pen publicó en Twitter violentas imágenes de asesinatos de ISIS. El Parlamento europeo dijo que podría ser juzgada por eso.

Macron tuvo que disculparse por condenar el pasado colonial de Francia en Argelia y declinó hablar sobre una supuesta aventura.

Inmigración

Este es el tema principal en esta elección. Muchos votantes creen que las actuales políticas migratorias han empeorado los problemas de desempleo de Francia y contribuido a los mortales ataques terroristas en los últimos dos años. Y, como en muchas partes de Europa, la extrema derecha está aprovechando el tema para subir en las encuestas.

Entonces, ¿quién tiene oportunidades reales de ganar?

Le Pen y Macron probablemente pasará a la segunda vuelta. Entonces, Macron podría derrotarla con los votantes de la extrema izquierda y los conservadores apoyándolo ante la posibilidad de que la líder del Frente Nacional dirija el país. Pero recuerden, poco antes de la elección en Estados Unidos, nadie le daba muchas opciones de ganar a Donald Trump, y ahora es el presidente de Estados Unidos.

Y después de la elección, ¿qué?

Para Francia

Nos vamos hasta junio cuando el país tendrá elecciones parlamentarias. En Francia, gran parte del trabajo gubernamental recae en el primer ministro. Y el primer ministro es del partido que tiene la mayoría en el parlamento. Así que, no importa quién sea el presidente, él o ella no podrá lograr mucho si su partido no obtiene varios escaños en el parlamento. En otras palabras, el drama no termina con esta elección.

Para el resto de Europa

Nos vamos hasta septiembre, a las elecciones en Alemania. La canciller Angela Merkel –a quien muchos consideran la mujer más poderosa del mundo–enfrenta la posibilidad de real de la derrota por su apoyo a la recepción de refugiados. Ella ha estado en el poder durante 11 años. Pero ella misma ha reconocido que su política de inmigración ha dañado a su partido.