(Crédito: ANDINA/Percy Hurtado Santillán)

(CNN Español) – Expulsados de Perú y sin derecho a retornar en los próximos 15 años: ese fue el costo que tuvo para tres uruguayos y una argentina la decisión de pintar grafitis en Cusco. Los turistas fueron detenidos este martes por la Policía de la ciudad, y al día siguiente, el 26 de abril, ya se estaba ejecutando su orden de salida a través de la frontera con Bolivia, como lo informó la Superintendencia Nacional de Migraciones en un comunicado.

A consideración de esta entidad, que emitió la resolución de expulsión, los extranjeros realizaron actividades que atentaron contra el orden público y el orden interno al realizar los grafitis. Y, según la nueva ley de Migraciones, esta es una causal de expulsión del país. Si bien no hubo una afectación directa al patrimonio cultural y por lo tanto ese delito no se constituyó, como explicó la Policía, los turistas sí afectaron el orden en la ciudad: “al alterar el entorno visual paisajístico del área monumental, originaron el cuestionamiento de la población en general, que denunciaron los hechos por medio de los diferentes medios de comunicación”.

Justamente, los turistas no escogieron cualquier muro de la ciudad: pintaron sobre paredes que están en el Parque Tricentenario, ubicado dentro del Centro Histórico del Cusco. Una zona que, como informó la agencia de noticias peruana Andina, corresponde a la antigua capital del Imperio de los Incas y es considerada Capital Arqueológica de América. Por lo tanto, indicó la Policía en su declaración, el área está declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad.

En este sentido, la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco señaló que los especialistas de la entidad evaluaron el daño inicial y concluyeron que “se trata de muros de adobe con enlucido de cemento y pintura blanca, por lo que no se habría afectado al patrimonio cultural”. Pero sí se determinó que hubo un “impacto visual en la zona monumental”.

Ante este panorama, la jueza Luz Janet Cárdenas Esteves, del Sexto Juzgado de Paz Letrado de la ciudad, ordenó que los extranjeros, más un peruano que se encontraba con ellos, limpiaran y repintaran los muros afectados, antes de ser expulsados. La magistrada consideró que los hechos eran una falta contra el patrimonio y fue cuando los puso a disposición de Migraciones para proceder con la expulsión.

Los turistas no se han pronunciado al respecto.

¿Cuándo puede Perú expulsar a un extranjero o turista?

La nueva ley de Migraciones de Perú entró en vigencia el pasado 1 de marzo y tiene sanciones muy específicas para los extranjeros o turistas que infrinjan algunas leyes y la expulsión es una de las medidas más drásticas. Además, esta situación conlleva a que se le impida al foráneo regresar al país hasta 15 años. Y, dicho reingreso, “está condicionado al pago de la multa respectiva”.

Estos son los casos en que puede ocurrir:

1. Realizar trámites migratorios con documentación falsa o haber proporcionado datos o información falsa.

2. Por reincidencia en los casos de tener situación inmigratoria irregular (ya sea porque no se realizó el control migratorio o porque excedió el tiempo de permanencia otorgado), incumplir normas de salud pública o tener sanciones graves o muy graves en materia ambiental.

3. No cumplir con la salida obligatoria.

4. Por situación inmigratoria irregular en caso de ingresar al país sin realizar el control y por tener impedimento de ingreso.

5. Por atentar contra el patrimonio cultural de la Nación.

6. Por Realizar actividades que atenten contra el orden público, el orden interno o la seguridad nacional.

7.. Por mandato del Poder Judicial.

8. Al obtener la libertad luego de cumplir condena dispuesta por tribunal peruano.