(CNN Español) - A un mes de que comenzaran las protestas en Venezuela, un grupo de diputados de la Asamblea Nacional colgó este viernes una enorme pancarta en la sede administrativa de la AN con un mensaje contundente: Maduro dictador.

La oposición venezolana denunció que este miércoles se produjo la jornada "más brutal" de represión contra las protestas que comenzaron a principios de abril. Un muerto y cerca de 400 heridos fue el saldo de arduos enfrentamientos entre manifestantes y la fuerza pública. El gobierno del presidente Nicolás Maduro dijo que intenta neutralizar las acciones terroristas.

Varios diputados, entre los que se encontraban Miguel Pizarro, Juan Andrés Mejía, Dinorah Figuera y José Manuel Olivares, preparó este viernes la pancarta en pleno centro de Caracas, capital de ese país, y la descolgaron desde lo alto de la torre.

Desde que el 30 de marzo el Tribunal Supremo de Justicia de Venezuela (TSJ) emitió una sentencia para asumir las competencias de la Asamblea Nacional –de mayoría opositora–, el país se ha sumido en una profunda crisis institucional agravada por los problemas sociales y de desabastecimiento de productos básicos. Tres días después, el alto tribunal dio marcha atrás, pero el descontento de los venezolanos no se detuvo y han seguido saliendo de manera masiva a las calles.

Este mes de protestas en Venezuela ha dejado al menos 35 muertos, más de 700 heridos y más de 1.200 personas detenidas.

Este lunes, en el marco del día del Trabajo, Maduro anunció que convocaría a una Asamblea Nacional Constituyente, y en la noche firmó el decreto de convocatoria. Esta medida fue recibida con rechazo por la oposición.

El presidente se sirve de artículos en la actual Constitución de 1999, establecida a su vez a través de una constituyente uninominal en la que la bancada chavista votó en bloque.

Esta asamblea tendría el poder de reorganizar el Estado y podría llevar a la redacción de una nueva constitución nacional.

Maduro dijo que el ministro de Educación oficialista Elías Jaua será el líder de esta Asamblea Nacional.

La oposición advirtió que no puede ser una asamblea constituyente comunal y dice que el Gobierno le está quitando al pueblo el derecho a votar, que según ellos es la vía adecuada para una solución a la crisis y constituye un verdadero diálogo nacional.

Los partidos opositores piden cuatro cosas: que se inhabilite a los jueces de la Corte Suprema, que se celebren elecciones libres tan pronto como sean posibles, la liberación de los políticos presos, como Leopoldo López, y ayuda humanitaria para comida y medicinas en Venezuela.

La oposición venezolana ha intentado por años promover el referendo revocatorio en contra del gobierno de Maduro. El 20 de octubre de 2016 el Consejo Nacional Electoral suspendió temporalmente del proceso de recolección de firmas por parte tras la decisión de tribunales de varios estados para anular las firmas recolectadas por la oposición en la primera fase. No se ha reanudado el proceso.