(CNN Español) - La aparición de una mujer muerta en instalaciones de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y el trato de información sobre la vida privada de la víctima por parte de la fiscalía de la Ciudad de México, generó una fuerte polémica en el país que se trasladó a las redes sociales bajo la etiqueta #SiMeMatan.

El miércoles, una mujer de 25 años fue hallada muerta en una zona de Ciudad Universitaria, el principal campus de la UNAM, según informó la Procuraduría (fiscalía) de la Ciudad de México a través de su cuenta verificada de Twitter. La víctima fue identificada por las autoridades de la universidad como Lesvy Berlín Osorio Martínez.

Un cartel con la fotografía de Lesvy Berlín Osorio Martínez cerca del sitio donde fue encontrado su cuerpo en la UNAM, en México. (ALFREDO ESTRELLA/AFP/Getty Images)

La fiscalía capitalina escribió que miembros de la Policía de Investigación y de los Servicios Periciales acudieron al lugar para realizar las indagatorias pertinentes y calificó el hecho como "homicidio".

El jueves, la cuenta de Twitter de la procuraduría publicó varios mensajes con detalles de la investigación. En los tuits, que fueron borrados posteriormente pero replicados por varios usuarios de la red social, la fiscalía ofrecía datos extraídos del testimonio del novio de la víctima que indicaban que "el día de los hechos, la pareja se reunió con varios amigos en CU". También dijo que la mujer había estado "alcoholizándose y drogándose".

En otro de los tuits eliminados, la fiscalía escribió que tanto el novio como la madre de la víctima dijeron que "ella no estudiaba desde 2014".

La publicación de esta información en las redes sociales de la procuraduría desencadenó una fuerte condena de la opinión pública.

Bajo la etiqueta #SiMeMatan, cientos de mujeres inundaron las redes sociales con mensajes sobre lo que quisieran o no quisieran que dijeran sobre ellas en caso de ser víctimas de la violencia en México.

Ante la polémica, el propio titular de la fiscalía, el procurador Rodolfo Ríos, escribió en Twitter que: "Jamás la conducta, la vida privada o la condición social de una víctima afectará a una investigación. He instruido rectificar este grave error".

El fiscal escribió que los tuits emitidos por Comunicación Social de la procuraduría eran "inapropiados" y que había instruido a retirarlos de todas las redes por ser "contrarios a protocolos y principios" de la dependencia.

La fiscalía escribió después que se habían retirado los tuits "inapropiados" y que ofrecía una disculpa ante el "grave error".

En tanto, las autoridades de la UNAM, la universidad más importante de México, con casi 350.000 alumnos en el ciclo escolar 2016-2017, dijeron que trabajan con las autoridades para esclarecer el crimen.

En un comunicado de la Dirección General de Comunicación Social, el rector de la universidad, Enrique Graue, dijo que la oficina a su cargo "actuará con absoluta transparencia y con la firmeza que se requiere para el esclarecimiento de la muerte de Lesvy Berlín Osorio Martínez".

Graue dijo que la UNAM puso a disposición del Ministerio Público las grabaciones captadas por las cámaras de seguridad de la universidad y que presentaron ante las autoridades a posibles testigos.

En el comunicado, el rector dijo que "además de la indignación que nos provoca la tragedia que supone el fallecimiento de una mujer tan joven, es la cara de un México descolorido, lastimado y violentado. Su muerte representa todo lo que como sociedad no queremos ser".

"En este panorama vacío de valores y cargado de violencia, son las mujeres quienes más sufren. Son ellas las que miran por encima del hombro para cerciorarse de que pueden caminar seguras, y también son ellas las que más han luchado para erradicar esta lacerante realidad", dice el comunicado.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía de México, la capital del país tiene una tasa de delitos cometidos contra mujeres de 36.767 por cada 100.000 habitantes, solo por debajo del Estado de México, que tiene una tasa de 40.653 delitos por cada 100.000 habitantes. La tasa a nivel nacional es de 26.467 por cada 100.000 habitantes.