(CNNMoney) - Europa se prepara para grandes turbulencias: la prohibición de dispositivos electrónicos en los vuelos a Estados Unidos.

Compañías aéreas y reguladores europeos se están preparando para la posibilidad de que el gobierno de Donald Trump prohíba viajar con computadoras portátiles y otros dispositivos de gran tamaño en las cabinas de los aviones desde Europa a los Estados Unidos.

Tal medida representaría una masiva expansión de la prohibición impuesta en marzo a las aerolíneas que vuelan desde 10 aeropuertos en Medio Oriente y África. Según las nuevas normas, los pasajeros de esos vuelos tienen que facturar los dispositivos electrónicos que son más grandes que un teléfono inteligente.

En Estados Unidos, una fuente en el Congreso y una fuente de Seguridad Nacional dijeron a CNN el jueves que es cada vez más probable que la prohibición sea ampliada pronto. El secretario de Seguridad Nacional, John Kelly, se reunió con legisladores para discutir sobre seguridad en la aviación.

Las fuentes destacaron que la decisión final aún no se había tomado.

Un funcionario de transporte europeo de alto rango dijo que la industria de la aviación estaba esperando que EE.UU. extienda la prohibición a Europa, y describió la situación como "un desastre total".

Airlines that fly from certain countries in the Middle East and Africa to the U.S. must require passengers to check in almost all electronic devices rather than carry them into the cabin, said a U.S. official.

"Estamos esperando que pase algo, simplemente no estamos seguros exactamente qué o cuándo", dijo un alto ejecutivo de una importante compañía aérea europea.

Las polémicas medidas de seguridad fueron criticadas por las compañías aéreas de Medio Oriente y otros expertos en aviación, que cuestionaron la justificación de la política, se quejaron del impacto en su negocio, y advirtieron de los riesgos de seguridad asociados con el transporte de un gran número de baterías de litio en la bodega de carga de las aeronaves.

Una fuente de Capitol Hill dijo que sería difícil implementar la prohibición en Europa sin extenderla a los vuelos que salen de Estados Unidos. Las medidas de seguridad en los aeropuertos europeos están estrechamente alineados con las medidas estadounidenses.

Sin embargo, un funcionario de Estados Unidos no estuvo de acuerdo con esa evaluación.

"La razón por la que no estamos buscando ampliar la medida a los vuelos que salen de EE.UU. se debe a que la información de inteligencia sugiere que no es necesario", dijo el funcionario. "Esta no es una acusación sobre las medidas de seguridad en Europa. Estamos actuando sobre información de inteligencia específica".

La extensión de las restricciones a Europa tendría un impacto mucho mayor en la industria que la prohibición en Oriente Oriente.

Aproximadamente el 40% de los viajeros extranjeros que llegan a EE.UU. vienen de Europa, cruzando el Atlántico en más de 350 vuelos al día.

Muchos de los vuelos son operados por aerolíneas estadounidenses como Delta, United y American, o de sus socios europeos.

Los detalles de las restricciones aún no están claros.

El Departamento Seguridad Nacional dijo en un comunicado el miércoles que la restricción estaba bajo consideración.