Washington (CNN) - El Bureau Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) envió una carta el martes por la noche con el objetivo de aclarar falsas declaraciones dadas por el director James Comey al Congreso la semana pasada según las cuales la exasistente de Hillary Clinton Huma Abedin "envió cientos de miles" de correos electrónicos a la computadora portátil de su esposo.

Comey fue despedido el martes, anunció la Casa Blanca.

El "testimonio complementario" enviado a la senadora demócrata por California Dianne Feinstein, integrante del comité en el que testificó Comey, tenía la intención de "asegurar que el comité tenga todo el contexto de lo que fue revisado y encontrado en la computadora portátil".

La nota, firmada por Gregory Brower, subdirector de la Oficina de Asuntos del Congreso del FBI, aclaró que los "cientos de miles de correos electrónicos" que Comey aseguró que fueron "remitidos" por Abedin al correo electrónico de su marido "incluían correos transferidos a través de copias de seguridad como reenvío manual".

Comey aseguró en su testimonio la semana pasada ante el Congreso que los correos electrónicos de Clinton habían sido enviados a la computadora del esposo de Abedin, el exrepresentante por Nueva York Anthony Weiner, y sugirió que los "cientos y miles" de correos electrónicos habían sido enviados deliberadamente directamente por Abedin a la computadora de Weiner. Pero funcionarios estadounidenses le aseguraron a CNN el otoño pasado que la mayoría de los miles de correos electrónicos revisados por el FBI llegaron a la computadora de Weiner a través de un sistema de respaldo para el teléfono de Abedin.

Aunque algunos de esos correos electrónicos pueden haber sido enviados directamente por Huma para que fueran impresos, los funcionarios le afirmaron a CNN que el número era mucho menor que la cantidad descrita por Comey.

El FBI confirmó la diferencia en su carta de este martes, en la que se puede leer: "Aunque no sabemos los números exactos, basados en su investigación, el FBI cree que es razonable concluir que la mayoría de los correos electrónicos encontrados en la computadora portátil del señor Weiner relacionados con la investigación sobre Clinton se produjo como resultado de una copia de seguridad de los dispositivos electrónicos personales, y un pequeño número resultó del envío manual de la señora Abedin al señor Weiner".

Comey le dijo al Congreso el pasado miércoles que los correos electrónicos de Clinton que contenían información clasificada eran "de alguna manera" enviados a Weiner por su esposa, Abedin.

"De alguna manera, sus correos electrónicos fueron enviados a Anthony Weiner, incluyendo información clasificada (por la asistente de Clinton), Huma Abedin", dijo.

Al ser preguntado por el senador republicano por Texas Ted Cruz sobre cómo lidiaría con un agente del FBI que envió "millares de email clasificados a su esposo," Comey contestó: "bien, le aplicaría una disciplina administrativa significativa. Estoy muy seguro de que tendríamos que aplicar la ley. También estoy muy seguro de que habría disciplina".

Pero no había ninguna indicación de que Abedin "tuviera la sensación de que lo que estaba haciendo era una violación de la ley", añadió Comey, y los investigadores no pudieron probar ningún tipo de intención criminal.

Los correos electrónicos no fueron marcados como clasificados, aunque el FBI luego encontró información clasificada contenida en algunos correos recuperados de la computadora portátil de Weiner. Nick Merrill, portavoz del exsecretario de Estado, comparó las declaraciones de Comey con el testimonio maratónico de Clinton en una audiencia del 2015 sobre los ataques terroristas en Benghazi.

"Imagina por un momento si Hillary Clinton hubiera dicho algo tan inexacto cuando testificó durante 11 horas", dijo Merrill este martes. Abedin declinó hacer comentarios este martes.

ProPublica informó de primera mano sobre el debate interno del FBI en cuanto a si debía corregir el testimonio de Comey en una audiencia del Senado. El descubrimiento de los mensajes de correo electrónico en octubre pasado incitó a Comey a alertar al Congreso en una carta, días antes de la elección presidencial, que el FBI había reabierto su investigación sobre el servidor de correo electrónico privado de Clinton.

Algunos demócratas y la propia Clinton han culpado de su derrota en las elecciones, al menos en parte, a la decisión de Comey de informarle el Congreso sobre los recién encontrados correos electrónicos. En una entrevista con Christiane Amanpour de CNN en un evento de Women for Women International en Nueva York la semana pasada, Clinton dijo que estaba "estaba a punto de ganar hasta que una combinación entre la carta de Comey el 28 de octubre y las revelaciones de WikiLeaks planteó dudas en la mente de quienes estaban inclinados a votar por mí y se asustaron".

El FBI terminó su nueva investigación sobre los correos electrónicos dos días antes de las elecciones, concluyendo que no se deberían presentar cargos contra Clinton o cualquier otra persona.

Dan Merica y Zachary Cohen, de CNN, contribuyeron con este artículo