(CNN Español) - Puerto Rico cerrará más de 170 escuelas públicas como medida de ahorro para enfrentar la crisis económica que atraviesa. La acción responde en parte a la recomendación hecha por la Junta de Supervisión Fiscal, ente federal encargado de administrar las finanzas de la isla, de que el Departamento de Educación tendrá que reducir 1.000 millones de dólares de su presupuesto.

El gobierno enfrenta una deuda pública cercana a los 73.000 millones de dólares.

La decisión de los cierres se hizo luego de meses de evaluación y en los cuales el departamento de Educación consultó a directores, maestros y padres.

Las escuelas que cerrarán son las que fueron identificadas con baja matrícula o aquellas cuya infraestructura está deteriorada.

El sistema de educación maneja 1.297 escuelas. El gobierno creó un subcomité interagencial que evaluará el uso que se le dará a las estructuras cerradas.

El departamento de Educación de Puerto Rico informó que con el cierre de las escuelas públicas ahorrará más de 7 millones de dólares anuales en su presupuesto y confirmó que alrededor de 27.000 estudiantes serán reubicados en nuevos planteles escolares.