Santo Domingo (CNN Español) - La nueva embarcación de la empresa Ferries del Caribe, que cubre la ruta entre República Dominicana y Puerto Rico, chocó este jueves por la mañana a su llegada al Puerto Sans Souci en Santo Domingo.

Un problema mecánico hizo que el barco siguiera avanzado en lugar de quedar detenido luego de amarrar los cabos durante su operación de atraque en el muelle, informó el director de la Autoridad Aeroportuaria, Víctor Gómez Casanova.

El impacto afectó parte de la verja perimetral del puerto Don Diego y la puerta de desembarque. No se reportaron víctimas ni heridos, según un comunicado de la compañía de ferries.

Los ocupantes de la nave se mostraron nerviosos y angustiados ante el incidente y acusaron a las autoridades del barco de no informarle lo que estaba pasando. Mostraron preocupación por sus equipajes, que, de acuerdo a la empresa, serán entregados este viernes.

En el comunicado, la compañía afirmó que tiene "como prioridad garantizar la seguridad" de sus pasajeros y mercancías y anunció una "comisión de investigación para confirmar qué fallas ocurrieron en el incidente y asegurarnos que no vuelva a suceder".

Ferries del Caribe reanudó sus operaciones el pasado 3 de abril, más de un año después de que otra de sus embarcaciones, con 512 pasajeros a bordo, se incendiara a una milla de la costa de Puerto Rico el 17 de agosto de 2016.

En aquella ocasión tampoco se reportaron heridos, aunque algunos pasajeros presentaron síntomas de fatiga y dificultades respiratorias.