(CNN Español) - El encarcelamiento de nueve ciudadanos bolivianos en una prisión de Iquique, en territorio chileno, ha generado la ira del gobierno de Bolivia.

El presidente Evo Morales ha acusado a Chile de violar los derechos humanos al negarles la visa de ingreso a dos ministros, dos asambleístas y un militar, quienes pretendían visitar a sus connacionales detenidos.

Sin embargo, este viernes —cuando se cumplen dos meses del encarcelamiento de los siete trabajadores de la aduana y dos militares en la frontera— el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile rompió el silencio sobre esta situación y dio a conocer un documento donde detalla que en efecto sí ha emitido visas para al menos 13 funcionarios bolivianos que adelantan la defensa de los detenidos.

LEE: Evo Morales pide al papa que interceda por la liberación de bolivianos detenidos en Chile

"Desde el pasado 4 de febrero de 2017 se han entregado 70 visas, 19 en pasaportes diplomáticos y 51 en pasaportes oficiales y de servicio", dice el documento conocido por CNN en Español.

Específicamente en el caso de los bolivianos detenidos, el consulado general de Chile en La Paz asegura haber entregado visas “a autoridades y altos funcionarios de Bolivia que están vinculados a la defensa judicial de los 9 detenidos”.

En la lista aparecen 13 funcionarios públicos bolivianos, entre otros, la viceministra de Gestión Institucional y Asuntos Consulares, Carmen Almendras (3 permisos de entrada desde el 23 de marzo); la directora general de Derechos Humanos e Interculturalidad de las Fuerzas Armadas bolivianas, Liliana Guzmán (una entrada el 27 de marzo); el procurador general del Estado, Pablo Menacho Diederich (3 veces desde el 6 de abril), y la presidenta Ejecutiva de la Aduana Nacional, Marlene Ardaya Vásquez (2 permisos en abril).

También aparece la aprobación de una visa diplomática para el ministro de Justicia de Bolivia, Héctor Arce, el pasado 5 de mayo. Arce, quien ya había visitado a los detenidos hace unas semanas, denunció este miércoles la anulación de su visa diplomática.

Sin dar una explicación adicional, la Cancillería chilena aclaró que desde el 4 de febrero de este año se le ha negado la visa a cinco funcionarios bolivianos: al ministro de Defensa, Reymi Rivera; al presidente del Senado, José Alberto Gonzales; al inspector general del Ejército, General Williams Kaliman Romero; a la presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, y más recientemente, al ministro de Justicia, Héctor Arce.

Por esta razón, el gobierno de Bolivia convocó al cónsul en Chile para "manifestar su protesta por la negación de visas a las autoridades bolivianas".

El 25 de mayo se desarrollará en Chile la audiencia donde se tratará el fin de la detención preventiva de los 9 bolivianos detenidos el 19 de marzo.

Las tensiones se han aumentado por cuenta de este incidente y más aún desde hace unas semanas cuando La Paz envió a la frontera a un grupo élite de militares para combatir el contrabando, algo que Chile calificó como una "acción delicada".

Bolivia y Chile no han tenido relaciones diplomáticas desde 1978 por cuenta de los desacuerdos en las negociaciones para buscar una salida al mar por parte de Bolivia.

Ambos países tienen representación consular en La Paz y en Santiago, respectivamente.