(CNN Español) – La propagación del dengue se convirtió en una preocupación real para Perú: en lo que va corrido del año, 26 personas han muerto por esta enfermedad y se registran 28.352 casos, de los cuales apenas 8.481 están confirmados. Las cifras, divulgadas en el más reciente informe de emergencia del Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) sobre el tema este jueves, revelan los coletazos de la tragedia humanitaria que vivió el país por cuenta de las fuertes lluvias e inundaciones que empezaron a mediados de marzo. El dengue ha llegado a 22 de los 25 departamentos del país.

De hecho, el Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades reportó en su último boletín, con fecha de corte al 28 de abril, que en ese momento los 19.821 casos notificados al sistema de vigilancia representaban un incremento del 55,6% frente al mismo periodo del año pasado, es decir 7.080 adicionales. Para ese mes en 2016, la incidencia acumulada a nivel nacional llegaba a los 62,3 casos por cada 100.000 habitantes.

En esta tabla de la institución se puede ver cómo se han disparado las cifras de dengue en las últimas semanas, en comparación con años anteriores:

(Crédito: Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades)

Ahora, cuando se comparan las cifras actualizadas del Indeci con las que difundió el Centro Nacional de Epidemiología a finales de abril, el panorama no es menos alentador: en tan sólo 20 días hubo un aumento de 8.531 casos de dengue, es decir en promedio 426,5 casos nuevos por día entre confirmados y probables. En la misma línea, los departamentos afectados pasaron de ser 18 a ser 22.

LEE: La otra emergencia que podría vivir Perú por cuenta del dengue, zika y chikunguña

Piura es de lejos la región más golpeada por el dengue con 14.180 casos, de los cuales 2.757 están confirmados y 17 fallecidos confirmados más otros 5 que son probables. Le siguen Ica (2.844 casos, 810 confirmados), La Libertad (2.749 casos, 1.559 confirmados), Lambayeque (1.529 casos, 781 confirmados), Tumbes (1.410 casos, 122 confirmados) y Ánchash (1.193 casos, 475 confirmados). En este sentido, el Centro Nacional de Epidemiología registró que “la tendencia de los casos semanales a nivel nacional muestra un incremento sostenido de casos de dengue”.

Ante el hecho de que parte de los casos siguen sin confirmarse, la institución agregó que “es necesario seguir fortaleciendo la capacidad de respuesta de los servicios de salud para un diagnóstico y tratamiento precoz de los casos, además de las acciones de prevención y control”.

Por su parte, el Indeci informó que la presencia del mosquito tipo aedes aegypti, el que transmite esta enfermedad el zika y el chikunguña, se viene registrando desde febrero “a consecuencia de las fuertes precipitaciones pluviales que afectaron diferentes”. Incluso, desde el pasado 7 de abril la Federación Internacional de la Cruz Roja había advertido que en Perú aumentaría el número de personas con enfermedades transmitidas por mosquito, como el dengue, el chikunguña y el zika. Según la institución, las lluvias, los deslizamientos y las extendidas inundaciones son el escenario perfecto para que se reproduzca el mosquito tipo aedes.

La respuesta de las autoridades

El Ministerio de Salud ha estado implementando diferentes medidas para hacerle frente al dengue. "Soy médico y sé lo que significa el dengue, y he estado desde los primeros días de la emergencia trabajando fuertemente porque no queremos que el dengue nos gane”, indicó la jefe de la cartera Patricia García, según un comunicado.

Hasta el pasado 16 de mayo, se habían movilizado 484 profesionales de la entidad hacia las zonas declaradas en estado de emergencia por las lluvias. La intención fue “fortalecer la atención médica local en beneficio de la población afectada y damnificada” en los departamentos de Tumbes, Piura, Lambayeque, La Libertad y Ancash. Estos equipos de respuesta cuentan con brigadas especializadas en intervención inicial, médicos especialistas de hospitales nacionales, médicos residentes, enfermeras, obstetras y psicólogos, así como personal técnico y logístico.

Las fumigaciones han sido otra línea estratégica para evitar que los casos se sigan multiplicando. En el caso específico de Piura se han realizado 900.000 acciones de control con el fin de eliminar el zancudo tipo aedes aegypti. “Solo en acciones de control larvario, que permiten eliminar con larvicida los huevos o las larvas del zancudo en recipientes con agua, suman 379.464 intervenciones en viviendas. Asimismo, se han realizado más de 523.000 fumigaciones en casas con el objetivo de acabar con el zancudo adulto”, indicó el Ministerio de Salud. Además, este jueves el sector salud de esta región comprobó que el insecticida que se está usando para las fumigaciones “es eficaz para eliminar al 100% al zancudo”.

Adicionalmente, el pasado 13 de mayo, el jefe del Gabinete Ministerial, Fernando Zavala, aseguró que existe un trabajo coordinado con las regiones para evitar que el dengue se propague, como lo informó el diario oficial El Peruano. Aparte de las fumigaciones, el plan de trabajo incluye la capacitación de más de 1.000 soldados en esta tarea y la revisión de sus equipos. “Es una situación difícil, preocupante, pero lo positivo es que tenemos un trabajo coordinado con las regiones para evitar que el dengue afecte a la población”, insistió el funcionario.