(CNN Español) - Fue uno de los días más represivos en Venezuela. Una manifestación opositora que se concentró en Caracas y buscaba llegar hasta la sede de la Defensoría del Pueblo, fue dispersada por efectivos de la Guardia Nacional con una lluvia de gases lacrimógenos, perdigones, chorros de agua, tanquetas e enfrentamientos mano a mano.

Nuestro equipo de corresponsales en Caracas ha registrado varios heridos, entre ellos, el gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles y el diputado opositor Carlos Paparoni, herido por segunda vez en menos de una semana.

Capriles denunció este lunes a través de redes sociales haber sido "emboscado" junto a su equipo de trabajo por funcionarios de la Guardia Nacional venezolana en Baruta, al este de Caracas.

Varios testigos que estaban en el área reportaron a CNN que el gobernador fue rodeado por funcionarios uniformados, golpeado a puño cerrado y también con un casco. Aseguran también que fue atacado con gases lacrimógenos.

CNN no puede verificar estos datos de manera independiente. Sin embargo, obtuvimos estas imágenes donde se ve claramente afectado por gas lacrimógeno y con dificultad para caminar.

Un segundo video muestra el momento en que el diputado opositor Carlos Paparoni resultó herido en la cabeza al caer tras ser impactado por un cañón de agua de una cisterna antidisturbios en Caracas.

Las imágenes registran el llamado de los camiones, conocidos en Venezuela como "ballenas", pidiendo a los manifestantes que retrocedieran y se ve que pese a lo que decían los guardias, el diputado avanza hacia el camión.

Por ahora no queda claro si los funcionarios dentro de las ballenas sabían o no que se trataba del diputado Paparoni.

Tras ser derribado, Paparoni fue atendido por un equipo de médicos voluntarios conocido como "Cruz Verde".

Ese otro video de Caraota Digital muestra el traslado del diputado Paparoni hacia un centro médico. Se puede observar la sangre en el cabello y en su camisa.

El diputado se ve afectado y con dificultad para subirse en la moto que lo llevaría al hospital.

En ese video se puede ver que, tras el derribamiento del diputado y la conmoción de los manifestantes para asistirlo, las cisternas de la Guardia Nacional no se detuvieron.

CNN ha tratado de comunicarse con portavoces de la guardia nacional, sin éxito.