(CNN) - Estoy en la entrada de Volcano Bay, el nuevo parque acuático de 12 hectáreas de Universal Orlando, pero no veo taquillas ni torniquetes.

En su lugar, hay postes totémicos, un área de conserjería y caras sonrientes. Escucho música de ukulele y fuentes emanando, siento que estoy entrando al hotel de una isla y no a un parque de diversiones.

"Hola, kia ora", dice un joven mientras me entrega una pulsera azul. Este saludo maorí, me entero enseguida, es parte de la elaborada historia de Volcano Bay.

La historia cuenta cómo los ficticios isleños de Waturi peregrinaron a través de la Polinesia antes de descubrir Volcano Bay. En el camino, recibieron muchas influencias culturales.

Tras un rápido escáner biométrico de mis huellas dactilares, me asignan una pulsera TapuTapu. Este dispositivo, que se incluye con la entrada, permite a los clientes reservar sitio para las atracciones sin tener que esperar en la cola.

A la vuelta de la esquina está la gran revelación: Krakatau, un pico de 60 metros que es parte del volcán de agua y parte del volcán de fuego. Debido a que este punto se eleva por encima de la piscina y la playa, la atención se centra en esa pieza: Krakatau. Es solo después de caminar un poco que obtienes una vista completa de la playa y la piscina de olas.

"El parque está diseñado para entrar en la noche y esa cascada es un espectáculo que cambia de cascada de agua a cascada de fuego con lava cada noche", me explica Dale Mason, vicepresidente y director de arte de Universal Creative, el equipo de Universal Orlando a cargo de crear todas las atracciones. "En realidad, el espectáculo se produce varias veces por la noche".

El falso volcán, que se atisba fácilmente desde la carretera interestatal 4, está hecho para parecer un cono de basalto que ha envejecido con el tiempo para exponer debajo el granito cubierto de musgo.

Y siguiendo el estilo Universal, cada centímetro de él fue tallado a mano por un equipo de 60 escultores, pintores y trabajadores del metal que han pasado casi tres años haciéndolo parecer una maravilla geológica.

A principios de mayo, CNN Travel fue el primero en recorrer Volcano Bay, el tercer parque temático de la alineación de Universal Orlando Resort. Sustituye al parque acuático Wet 'n' Wild de Universal, cerrado en el 2016.

LEE: Así es el parque temático cubierto más grande del mundo

Para imitar la sensación de estar cayendo por el borde de una cascada, estos dos toboganes expulsan a los visitantes a varios pies del agua.

Toboganes y juegos de propulsión magnética

En la parte posterior del volcán está el juego más osado, el Ko'okiri Body Plunge. Los visitantes experimentan una caída de 70 grados tras pasar por una puerta abatible y descienden 38 metros hasta la mitad de Krakatau.

Universal dice que es el primer tobogán del mundo que viaja a través de una piscina llena de concurrentes. Cerca se encuentran los toboganes Kala y Ta Nui Serpentine, que se entrelazan y descienden 37 metros con giros y vueltas. Además, está el Punga Racer, una atracción de alta velocidad donde los visitantes se deslizan sobre esteras en forma de manta raya.

El Krakatau Aqua Coaster es un juego que impulsa hacia arriba a los visitantes con el uso de propulsión magnética y luego los dispara hacia abajo. Todo gracias a la tecnología de motores lineales de inducción.

"Son balsas de cuatro pasajeros jaladas por imanes", explica Mason. “Hay una gran placa de acero en la parte inferior de la balsa e imanes por todo el paseo. A diferencia de los otros toboganes, basados en la gravedad y donde tienes que empezar desde arriba y luego bajar, este te permite ascender, descender y tomar las curvas, lo que significa que no tienes que subir a una torre para llegar a él, es muy rápido y emocionante”.

Las balsas remontan el volcán a través de corredores y luego salen por una cascada.

En total hay 18 atracciones, incluyendo el Kopiko Wai Winding River, un juego saucer (el primero de su tipo en Estados Unidos) y un río con rápidos.

Aparte de los toboganes, están los géiseres y el Tiki Burping, que chorrea agua por las orejas y la nariz y hace un sonido de eructo. Hay también una zona cerca de la piscina de ocio donde la turbulencia del agua mueve a los nadadores hacia el área de la gruta. Allí, los visitantes pueden descansar en la base del volcán y sentarse debajo de las cascadas.

Una piscina con nueve olas diferentes

Destaca una piscina de olas multidireccionales, más grande que un campo de fútbol. A lo largo del día bombea nueve tipos distintos de olas, desde las tradicionales ondulantes hasta las más agitadas que chocan entre sí.

"Desde el Wizarding World of Harry Potter, las expectativas de los visitantes están en un nuevo nivel", dice Duncan Dickson, que enseña administración de parques temáticos en la Universidad de Florida Central. "Be Our Guest en Disney y Diagon Alley se suman a esa tendencia. Cada nueva tecnología y tematización que adoptan las compañías sube el listón".

La residente de Orlando Shelley Caran, poseedora de un pase anual de Universal, puede dar fe de eso. "Hemos estado pendientes de su construcción y nuestro nivel de entusiasmo está en lo más alto", dice.

A Mason le encanta escuchar eso. Junto con su equipo, pasó los últimos tres años enfocándose en todos los minuciosos detalles. Eso incluye cosas como estudios del sol para asegurarse de que la playa esté bajo el sol durante todo el año. Y, por supuesto, mucha investigación. Viajaron a España, Dubai, Bali, China y por todo Estados Unidos estudiando lo que la gente ama y odia de los parques acuáticos. El objetivo: evitar algunas de las molestias típicas en esos parques.

Con eso en mente, han construido seis locales de comida (cuatro restaurantes y dos bares) y ofrecen cuatro vestidores en lugar de solo uno o dos. Y la pulsera TapuTapu abre el locker del visitante sin necesidad de llaves o códigos.

LEE: SeaWorld dice que esta será la última generación de orcas en sus parques

Comodidad

En vez de que las personas arrastren las llantas o neumáticos por un montón de escaleras, éstas son enviadas al inicio del juego mediante una cinta transportadora. Para mejorar la experiencia, los visitantes también pueden reservar una cabaña privada de uno o dos pisos. Usando la pulsera TapuTapu pueden reservar un juego desde la cabaña.

Lo que más odian los visitantes es hacer fila. Ahí es donde entra el dispositivo TapuTapu. Las personas se registran en una estación de tótem y seleccionan la atracción que quieren. Luego pueden jugar en la piscina o descansar en una silla hasta que la pulsera vibra, alertándolos para que vayan al juego de su elección.

"Creemos que realmente va a cambiar toda la experiencia para que puedas concentrarte más en la relajación", dice Jeff Polk, vicepresidente de parques acuáticos de Universal.

"Lo estamos haciendo de una manera que supera todo lo que se ha hecho en cualquier parte. Empezamos desde cero, partimos de cómo mejorar la experiencia de los visitantes y luego adaptamos la tecnología para conseguirlo".

Aparte de reservar un sitio en la fila, la pulsera hace un seguimiento de las fotos tomadas en los toboganes, permite disparar cañones de agua y también ilumina imágenes en las grutas escondidas del volcán. En el futuro, Universal dice que espera activar compras sin dinero en efectivo e implementar aplicaciones similares, como las filas virtuales, en sus otros parques.

Sin embargo, no todos son entusiastas de la tecnología moderna. "Para mí, uno de los placeres de visitar un parque temático es la espontaneidad de la visita", dice Dickson. "Si todas las atracciones se reservan con filas virtuales, le quitas el aspecto espontáneo".

A principios de mayo, CNN Travel fue el primero en recorrer Volcano Bay, el tercer parque temático del Universal Orlando Resort. Sustituye al parque acuático Wet 'n' Wild de Universal, cerrado en el 2016.

Una historia con mucho fondo

El concepto de Volcano Bay es una mezcla de influencias gracias a la historia detrás del parque inventada por Universal. Los waturi viajaron en canoa a lugares exóticos como Bali, Tahití y Rapa Nui.

Por lo tanto, algunas estructuras del parque se parecen a las casas sobre pilotes de los Thai. Otras tienen techos de estilo tahitiano y coloridos toldos no muy diferentes de los que encontrarías en Japón. Y la caverna Stargazer, parte del río Kopiko Wai Winding, evoca las famosas cuevas neozelandesas de gusanos luminiscentes.

"Es un lugar dentro del volcán donde se formaron burbujas de aire y crearon formas interesantes y hay gusanos brillantes en el techo y las paredes a tu alrededor", dice Mason.

MIRA: 'Pandora, el mundo de Avatar' y otros 10 impresionantes parques temáticos del futuro

Los pequeños detalles, como el hecho de que todas las rocas en el parque apuntan al volcán, pueden pasar desapercibidos. Otros, como la decoración de los peces colgando del techo en el restaurante Kohola Reef, son mucho más evidentes.

Aquí, los clientes encontrarán más de 60 opciones en el menú, todas preparadas en el sitio, incluyendo hamburguesas de quinoa y edamame, pollo al coco, plátanos dulces, pastel volteado de piña y budín de guayaba y tapioca. Universal incluso trabajó con Coca-Cola para crear una bebida propia de bayas llamada Kunuku Cola.

Y Universal no muestra señales de parar. Ya hay en desarrollo una expansión de dos hectáreas de Volcano Bay. "Ya sabemos lo que haremos", dice Mason. "Podríamos iniciar más rápido de lo que pensamos, en tres semanas".

Si vas: La entrada para un día en Volcano Bay cuesta 67 dólares para adultos y 62 para niños. Hay servicio de transporte gratuito desde el estacionamiento. Para más información, visita  www.universalorlando.com/volcanobay.

Sarah Sekula es una escritora de viajes residente en Florida. Sus reportajes para USA Today, NBC.com, Green Living, espnW.com e Islands Magazine la han llevado a los siete continentes.