(CNN) - La oficina del forense del condado de Los Ángeles dio a conocer un sumario con sus hallazgos sobre la muerte de la estrella de "Star Wars" Carrie Fisher.

La actriz y escritora murió en diciembre a la edad de 60 años. Su madre, la actriz Debbie Reynolds, falleció un día después.

En un comunicado, el forense enumeró los resultados de un examen practicado al cuerpo de Fisher tres días después de su muerte.

La oficina dijo que la manera en la que murió Fisher es indeterminada. Los exámenes médicos concluyeron que "la apnea del sueño y otros factores no determinados" contribuyeron a su muerte.

Había signos de "consumo de múltiples medicamentos" pero el forense dijo que su importancia en la muerte de Fisher no había sido determinada.

Ella también padecía "uso de drogas" y una enfermedad cardiaca ateroesclerótica, una condición en la que las grasas, el colesterol y otras sustancias se acumulan en las paredes de la arteria, según el comunicado.

La hija de Fisher, Billie Lourd, dijo después del reporte que su madre "luchó contra una adicción a las drogas y una enfermedad mental durante toda su vida", indicando que "ella murió finalmente por eso".

"Fue deliberadamente abierta en todo su trabajo sobre los estigmas sociales que rodean estas enfermedades", dijo Lourd en una declaración.

"Sé que mi mamá, ella querría que su muerte le diera valor a la gente para abrirse respecto a sus problemas. Buscar ayuda, pelear por fondos gubernamentales para programas de salud mental. La vergüenza y esos estigmas sociales son los enemigos del progreso hacia soluciones y una cura definitiva. Te amo, Momby", añadió.

La muerte de Fisher ocurrió cuatro días después de que sufriera un evento cardiaco durante un vuelo de Londres a Los Ángeles.