(CNN) - J.K. Rowling, escritora de la saga de libros de Harry Potter, no es ajena a hablar en Twitter, y lo volvió a hacer en la mañana de este lunes.

Un atentado terrorista en Londres dejó a un hombre muerto y otras ocho personas quedaron heridas, cuando una camioneta arrolló a los peatones que estaban a las afueras de la mezquita de Finsbury Park, tras las oraciones de la tarde.

En las horas posteriores al ataque, Rowling tuiteó una captura de pantalla de un titular del diario Daily Mail, que se refería al atacante como el "conductor blanco de la furgoneta".

"El Mail ha escrito incorrectamente sobre el 'terrorista' al denominarlo como "el conductor blanco de la furgoneta", escribió Rowling. "Ahora vamos a discutir cómo se radicalizó".

Rowling borró su corrección poco después y en su lugar escribió una serie de tuits explicándolo. "Suprimí mi tuit sobre que el Mail no calificaba de terrorista al atacante en Finsbury Park porque muchos señalaron correctamente que el titular fue escrito antes de que se hubieran presentado cargos contra él. Estaba enojada con el hecho de que se culpara a las propias víctimas en el inmediato cubrimiento (de prensa)", explicó la autora.

Investigadores forenses, cerca de la furgoneta usada en el ataque cerca de la mezquita.

También dijo que no sería responsable de parte de un periódico "apresurarse a juzgar sin conocer los hechos".

Después de la corrección inicial de Rowling, el titular del Daily Mail fue actualizado y ahora califica al sospechoso de "atacante terrorista".

Durante toda la mañana, los tuits y retuits de Rowling continuaron enfocándose en las diferentes definiciones de "radicalización". Una de las publicaciones exponía un collage con los titulares de los tabloides británicos, todos refiriéndose a los musulmanes de diferentes maneras negativas.

"Hablemos de cómo el terrorista de #FinsburyPark fue radicalizado".

El comentario de la autora tenía un tema en común: para ella, hay un doble estándar notable en cómo la gente reacciona ante los ataques terroristas ejecutados los musulmanes en contraste con quienes profesan otra religión.

La policía dijo que todas las víctimas eran miembros de la comunidad musulmana. El incidente está siendo investigado como un ataque terrorista y ha sido definido como tal por la primera ministra británica, Theresa May. Pero algunos medios de comunicación, como Rowling se apresuró a señalar, no recibieron el memorando.