Roger Federer posa para una selfie con fanáticos en Australia. (Photo by Paul Kane/Getty Images)

(CNN) - Es una tropa viajera global como ninguna otra en el deporte. Una mezcla de nacionalidades, desde la India, Líbano y Estados Unidos, en una veraniega peregrinación para adorar al tenista más exitoso de la historia.

Se trata de los fanáticos de Roger Federer.

Pero sus admiradores llevaron su devoción a un nuevo nivel de intensidad en la presente edición de Wimbledon, llegando en masas con la misión de ser testigos de la participación de su héroe en la catedral del tenis.

Fanáticas de Federer en Wimbledon.

Algunos visten de rojo y blanco como la bandera de Suiza, otros llevan las siglas "RF" en alguna parte del cuerpo - en aretes, camisetas, bolsas, gorras o incluso en tatuajes.

Algunos de estos fanáticos se encuentra en un estado permanente de cambio continuo. Estresas y con pánico, sus cerebros zumban con preocupación.

Los seguidores del campeón de 19 grand slams, con el obtenido este domingo en Wimbledon, han hecho este viaje anual a Londres durante una década y los simpatizantes del suizo son bien conocidos por su indudable compromiso con su hombre.

Pero esta vez no fue como en ediciones anteriores.

Esperando en la serpenteante fila de Wimbledon, un perplejo seguidor de Novak Djokovic pregunta por qué todos y cada uno de los fanáticos de Federer han llegado hasta ahí.

"Pero no somos todos", se ríe Myriam Khalil, de 25 años, proveniente de Líbano.

Myriam Khalil, fanática de Roger Federer de Líbano.

Ella aún se estaba recuperando de la impresión de llegar al parque de Wimbledon a las 3 a.m. solo para descubrir que cientos de personas ya estaban en la fila.

"Ha sido loco. Desde que llegamos, vimos un gran número de seguidores de Federer por todos lados.

"Es grandioso, pero al mismo tiempo es estresante porque todos quieren ver a Roger en la pista central. Este año en particular. Ha sido especial".