(CNN) - El huracán Franklin se debilitó a una tormenta tropical después de que tocó tierra en el este de México este jueves temprano, dijo el Centro Nacional de Huracanes.

Golpeó la costa oriental como un huracán, amenazando con traer lluvias torrenciales y fuertes vientos a una región propensa a las inundaciones repentinas ya los deslizamientos de tierra.

Pocas horas después, el primer huracán de la temporada atlántica fue degradado a una tormenta tropical, dijeron meteorólogos.

Franklin se fortaleció este miércoles para convertirse en un huracán de Categoría 1 con vientos máximos sostenidos de unos 136 kilómetros por hora.

Fue en la Bahía de Campeche, en el extremo sur del Golfo de México, cuando se clasificó como huracán.

Continuará moviéndose hacia el interior de las montañas del centro de México, donde las lluvias torrenciales y los fuertes vientos afectarán a la población desde la costa este hacia la ciudad de México. Las principales amenazas en el futuro serán las inundaciones repentinas y los deslizamientos de tierra, dice el consejo del NHC.

Este lunes, aún como tormenta tropical, Franklin aterrizó en la costa oriental de la península de Yucatán, dijo el centro. La tormenta azotó Belice y la Península de Yucatán con fuertes lluvias y fuertes vientos.

La lluvia podría llegar hasta 20 centímetros con cantidades máximas aisladas de 38 centímetros en varios estados mexicanos, incluyendo Tabasco, el norte de Veracruz y el norte de Puebla, según el centro.

"Estas lluvias pueden producir inundaciones y deslizamientos de tierra que amenazan la vida", afirmó el centro.