(CNN) - Los registros destacados en el informe del "Estado del Clima en 2016" de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) suenan inquietantes.

• Las temperaturas globales de la superficie terrestre el año pasado fueron las más altas en 137 años de registro.

• Las temperaturas de la superficie del mar también estuvieron en su nivel más alto.

• Los niveles del mar estuvieron en sus máximos récords en los 24 años en que se han utilizado los registros satelitales.

• Las marcas de gases de efecto invernadero subieron más rápido que en cualquier otro año y las lecturas de dióxido de carbono estuvieron por encima de un promedio de 400 partes por millón para el año por primera vez.

El informe de la NOAA señaló que el calor en 2016 fue resultado de un fuerte fenómeno de El Niño a principios de año y del calentamiento global a largo plazo.

El Niño es un fenómeno meteorológico que calienta el Océano Pacífico y bombea calor excesivo a la atmósfera, elevando las temperaturas.

Es sólo un factor en el calentamiento del planeta. Los científicos del clima han dicho que el papel de El Niño es relativamente pequeño comparado con el que desempeñan los humanos.

Confirmación del reporte de enero

El informe confirmó lo que la NOAA, junto con la Organización Meteorológica Mundial, anunció en enero sobre las temperaturas mundiales.

Según el informe publicado este jueves, la temperatura global de la superficie terrestre y oceánica fue de 0.45˚-0.56˚C por encima del promedio de 1981 a 2010. La temperatura también fue superior a 1˚C sobre el promedio preindustrial.

El Acuerdo Climático de París de 2015 fijó el objetivo de reducir el calentamiento a 1,5 grados sobre el promedio preindustrial. El año 2016 fue el tercero consecutivo de récord de calor, dijo la NOAA.