(CNN Español) – La justicia ecuatoriana se llevó una fuerte sorpresa en la madrugada de este viernes cuando allanó la casa del exministro de Industrias Ramiro González: no lo encontró. En el lugar sólo estaba su esposa, Carmen G., quien fue detenida por enriquecimiento ilícito no justificado. El mismo delito que, según el fiscal Carlos Baca, enfrenta González además del de defraudación tributaria.

“Estamos hablando de potencialmente movimientos por varios millones de dólares”, reveló Baca, detallando que los hechos habrían ocurrido cuando González dirigió la cartera de Industrias. El fiscal también indicó que “en este momento la Policía está haciendo la búsqueda”. Y el ministro de Interior, César Navas, confirmó que hay una orden de detención contra González, de acuerdo al reporte del diario oficial El Ciudadano. Pero aún se desconoce su paradero.

Además de la casa, la Fiscalía allanó otros tres lugares que, afirmó, están relacionados con las actividades de la pareja. “En los inmuebles allanados se encontraron documentos, cajas y computadoras”, explicó la entidad. González fue ministro del expresidente Rafael Correa, antes de convertirse en uno de sus críticos, y director del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social. Además, se postuló como candidato presidencia para las últimas elecciones.

¿Le avisaron del operativo?

El ministro César Navas reveló que los indicios preliminares apuntan a que “presuntamente el señor González habría sido alertado del operativo”. Según lo que explicó en una rueda de prensa, el allanamiento estaba planeado para el pasado miércoles, pero no se hizo porque faltaba un elemento de convicción y fue reprogramado para este viernes. Situación que le habría dado ventaja a González para supuestamente evadir a la justicia. De ahí que Navas le haya solicitado a la Fiscalía empezar una investigación para determinar si existió una fuga de información.

Por su parte, el presidente Lenín Moreno aseguró en una intervención que estaba muy preocupado por esta situación. “Esta semana hemos tenido, en lo que corresponde a la lucha contra la corrupción, ciertos éxitos pero también ciertas preocupaciones. Hay dos personas que ha sido cuestionadas por parte de Contraloría, de Fiscalía que lastimosamente el momento que se allanó los domicilios no estuvieron allí. Tengo mis severas dudas acerca de cómo está ocurriendo esto”, señaló el mandatario citado por la agencia de noticias ecuatoriana Andes.

Ni Ramiro González, ni su esposa, ni sus abogados se han pronunciado al respecto.