(CNN Español) - La Asamblea Nacional de Venezuela, en sesión extraordinaria, rechazó este sábado la decisión de la Asamblea Nacional Constituyente de asumir sus competencias. 

El vicepresidente del Legislativo, Freddy Guevara, dijo que el objetivo de el gobierno es conseguir financiamiento y celebrar contratos internacionales sin la autorización del parlamento.

"El día de hoy, esta Asamblea Nacional le reitera al país, en primer lugar, que esa Constituyente es nula y todas sus decisiones son nulas, que desconocemos, rechazamos y no obedeceremos esa pretendida resolución de anulación, que aquí nadie se come el cuento de que no es que la disolvieron sino que le quitaron las competencias", dijo Guevara.

Sesión de la Asamblea Nacional de Venezuela el 15 de agosto de 2017. (FEDERICO PARRA/AFP/Getty Images)

La sesión contó con la presencia de una docena de representantes diplomáticos de países de América y Europa.

El viernes, durante la sesión de la Asamblea Nacional Constituyente, se decretó que ésta asumiría las competencias de la Asamblea Nacional luego que la directiva del parlamento no asistiera a comparecer ante la primera.

El decreto leído habla de que la Constituyente asumirá las competencias para legislar sobre todas las materia, específicamente concerniente a paz y el modelo socioeconómico de Venezuela.

En una carta publicada en redes sociales el viernes, la Asamblea Nacional elevó su voz como “legítima representante de la voluntad de Venezuela”, desconoció la “ilegítima” Asamblea Nacional Constituyente y reiteró la vigencia de la Constitución de 1999.

La Asamblea Nacional, de mayoría opositora, se instaló el 5 de enero de 2016 tras las elecciones en diciembre del año anterior. Esta era la primera vez en 16 años que la oposición venezolana ganó la mayoría en la asamblea que tradicionalmente había estado dominada por diputados oficialistas.