(CNN) - La ayuda humanitaria de huracanes de México podría cruzar la frontera hacia Texas este miércoles, según funcionarios del gobierno mexicano.

Carlos Manuel Sada, subsecretario de Relaciones Norteamericanas de México, dijo a CNN que México está movilizando esfuerzos y que el gobierno de Estados Unidos ha aceptado su oferta para ayudar a las víctimas del huracán. El primer "paquete", dijo, cruzará por tierra a Texas a través de Nuevo Laredo, México.

LEE: Aguas residuales y bacterias fecales son detectadas tras Harvey

El gobierno de Estados Unidos no ha hecho un anuncio oficial para aceptar la oferta de ayuda de México, aunque el gobernador de Texas Greg Abott ha dicho públicamente que lo aceptará.

"Esta mañana hemos dado luz verde para comenzar a concentrar los bienes que serán enviados a los Estados Unidos", dijo Sada

El gobierno mexicano planea enviar una caravana de 25 remolques llenos de productos como arroz, frijoles, café y chocolate. México también planea enviar 300 camas, nueve generadores, equipos de tratamiento de agua, tres cocinas móviles, equipos de radio y satélite y personal.

Los paramédicos, médicos y equipos de rescate mexicanos estarán disponibles para ayudar a las víctimas del huracán Harvey, según Sada, quien añadió que la ayuda se distribuirá en todo Texas, y posiblemente en Louisiana.

"Estamos muy contentos de poder apoyar a nuestros hermanos necesitados en el otro lado de la frontera", dijo.

Los funcionarios del gobierno mexicano anunciaron su oferta este domingo en un comunicado en respuesta a los tweets del presidente Trump criticando a México por la violencia y el acuerdo comercial entre los países. Según la declaración, la ayuda de huracán fue ofrecida "como los buenos vecinos deben siempre hacer en épocas difíciles".

"Si fuera al revés, creo que nos ayudarían también", dijo Sada.

Al preguntarle si creía que el presidente Trump ayudaría a México de la misma manera, Sada vaciló y dijo que sería la decisión de Trump.

La conversación de Trump sobre un nuevo muro fronterizo, la represión de la inmigración y su caracterización del acuerdo comercial entre los dos países ha creado una relación fracturada y controversia en ambos lados de la frontera.

MIRA: Las aguas de Harvey bajaron, pero los problemas de salud apenas comienzan

María Mora, voluntaria de la Cruz Roja Mexicana, dijo que no importa dónde se necesite la ayuda.

"Uno de nuestros objetivos es mitigar el sufrimiento humano".

Un grupo de la Cruz Roja Mexicana llegó a Houston el viernes para ayudar a distribuir alimentos, según la agencia.

La semana pasada, el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, agradeció al ministro de Relaciones Exteriores de México por la oferta, pero no aceptó inmediatamente la ayuda.

Abbott, por otro lado, dijo que acepta la ayuda de México y está trabajando para coordinar los esfuerzos con su vecino del sur.

No es la primera vez que México ha enviado ayuda de ayuda por huracanes a Estados Unidos. En 2005, un convoy del ejército mexicano cruzó la frontera para ayudar a las víctimas del huracán Katrina.

México está enviando ayuda al norte mientras enfrenta sus propios problemas con Lidia, la tormenta tropical que destruyó la infraestructura y cobró vida después de golpear Baja California el viernes.

Según el presidente de México, Enrique Peña Nieto, la tormenta descargó tres veces la cantidad de lluvia que la parte sur de Baja California recibe en un año.

Después de hacer una gira el sábado, Peña Nieto dijo que cerca de 1.000 personas permanecen en refugios, muchos de los cuales han perdido sus propias casas.

Funcionarios del gobierno mexicano dijeron a CNN que Estados Unidos no ha ofrecido ayuda a las víctimas de la tormenta tropical Lidia.