(CNN Español) – Parece que el terremoto de 8,1 que sacudió a México este jueves se ensañó especialmente con el estado de Oaxaca, el lugar que registra el mayor número de personas muertas: más de 40.

Además, la Coordinación Nacional de Protección Civil declaró la emergencia en 41 municipios, para que las autoridades cuenten con recursos que les permitan atender las necesidades “alimenticias, de abrigo y de salud de la población afectada”, explica el comunicado.

Ni las clínicas se salvaron. El edificio del hospital Macedonio Benítez Fuentes, en la ciudad de Juchitán de Zaragoza colapsó, quedando reducido a escombros. En este video, difundido en redes sociales, se puede ver cómo los pacientes reciben tratamiento en un terreno baldío después de que la construcción sucumbiera ante el terremoto. La persona que narra lo que está ocurriendo asegura que urgen plantas eléctricas y médicos.

Un edificio gubernamental de la misma ciudad también se derrumbó, al igual que varias estructuras más. Otro video muestra a Pamela Terán, una concejal local, pidiendo ayuda para rescatar a sus compañeros que, según dice, quedaron atrapados. En las imágenes se puede ver a un hombre fijando una bandera mexicana en medio de los escombros.

En la mañana de este viernes, los rescatistas en la ciudad de Matías Romero escudriñaban entre los restos del Hotel Amer, que el sismo derrumbó. Temían que cuatro personas siguieran atrapadas en el lugar. Según le aseguró el director de la Protección Civil de Oaxaca Amado Bohórquez a CNN, de las 9 personas que se alojaban en el hotel, cinco estaban con vida. “Hay muchos edificios, muchas casas colapsaron con el terremoto”, aseguró el funcionario.

El presidente de México Enrique Peña Nieto llegó en la tarde de este viernes a la región del Istmo de Tehuantepec para apoyar a los damnificados, según informó la Protección Civil de Oaxaca.

Posterior a esa publicación,  el mandatario indicó en su cuenta de Twitter que se encontraba en una se las zonas más afectadas por el sismo, "para acompañar a su gente en este momento de dificultad". En otro mensaje explicó que la prioridad en Juchitán era restablecer el abastecimiento de agua y de alimentos, así como garantizar la atención médica.

Durante su visita a Juchitán, Peña Nieto aseguró que se hizo un recorrido para constatar los daños y las casas caídas, así como que se presumía que un policía estaba atrapado bajo los escombros del Palacio Municipal. "La alcaldesa habla de 7.000 casas afectadas, pero hay que verificar". También indicó que está llegando un grupo de vehículos de servicio de salud. Les pidió a las personas estar atentas por si ocurre alguna réplica.

La Protección Civil continúa con las “revisiones estructurales” en las comunidades del estado. De hecho, reportó que para la 1 de la tarde, hora local, se registraban 337 réplicas y la entidad advirtió que continuarían en las próximas horas. También le pidieron a la población mantenerse alerta.

Por su parte, el gobernador del estado Alejandro Murat empezó a revisar los daños desde la mañana del viernes, según dijo en sus mensajes de solidaridad: “No dejaremos solos a nuestros paisanos afectados”, aseguró en Juchitán, “hoy más que nunca estamos unidos para salir juntos de esta emergencia”.

Además, las clases fueron canceladas en Oaxaca y otros 10 estados, informó el secretario de Educación Pública Aurelio Nuño. La medida aplicó para los planteles de preescolar, primaria, secundaria, federales de educación media superior, centros de formación para el trabajo.

¿Cómo ayudar?

El gobierno del estado de Oxaca dispuso una cuenta bancaria para donaciones y cuatro puntos de acopio a donde las personas pueden llevar víveres. Las autoridades están pidiendo agua embotellada, cobijas, productos enlatados, leche en polvo, maíz aceite, azúcar, sal, cloro, botiquines de primeros auxilios, productos de uso personal, toallitas húmedas, papel de baño, pañales, jabón y ropa en buen estado.

En Ciudad de México también abrieron tres centros de acopio, según informó la agencia mexicana de noticias Notimex.