(CNNMoney) - Si no estás preocupado por el hackeo a Equifax, deberías estarlo.

Los hackers lograron robar las herramientas más importantes que necesitan los ladrones de identidad para suplantarte. En el peor escenario, esto representa una amenaza real para millones de estadounidenses.

(Crédito: DAMIEN MEYER/AFP/Getty Images/Archivo)

Según los expertos, si la información robada de Equifax llega a las manos equivocadas, los ladrones de datos podrían conseguir cuentas bancarias, líneas de crédito, nuevas tarjetas de crédito e incluso licencias de conducir a tu nombre. Incluso, endilgarte con multas por exceso de velocidad, cobrar tu reembolso de impuestos, robarte el cheque del Seguro Social y evitar que puedas obtener medicamentos recetados.

Recuperarse de un robo de identidad podría tomar meses o hasta años. Y nadie más que tú es responsable de salir de tremendo lío.

¿Qué robaron los hackers?

Equifax estima que el hackeo impactó a 143 millones de estadounidenses. Los ladrones robaron nombres, números de Seguro Social, fechas de nacimiento, direcciones y una cifra aún no determinada de licencias de conducir.

Los hackers también extrajeron 209.000 números de tarjetas de crédito y 182.000 documentos que contenían información de identificación personal.

Lo que pueden hacer los ladrones con esa información

Los datos robados  a Equifax son extremadamente valiosos para los ciberladrones. Toda esa información se vende a más de 30 dólares por cada identidad en los mercados negros de internet, según Mark Nunnikhoven, jefe de investigación en la nube de la firma de seguridad cibernética Trend Micro.

"Se trata de información fundamental sobre la identificación de los consumidores estadounidenses", afirmó Nunnikhoven. "Es suficiente para permitir que los ciberladrones se apoderen de ti en internet".

Si un ciberdelincuente se excedió con una tarjeta de crédito que está tu nombre, será muy difícil que puedas superar una verificación crediticia. Buena suerte si quieres comprar un nuevo celular, o adquirir un préstamo estudiantil, un automóvil o una hipoteca.

Si un ladrón de datos usó una prescripción para fármacos con tu identidad, eso va a directamente tu historial médico. Y, en últimas, podría arruinar seriamente la capacidad que tengas de recibir tratamiento en un hospital o en una droguería, especialmente si el estafador obtuvo una medicina que contrarresta la tuya.

Los ciberdelincuentes más siniestros podrían usar esos datos para cometer crímenes bajo tu identidad, según Eva Velasquez, consejera delegada del Centro de Recursos de Robo de Identidad (ITRC, por sus siglas en inglés), una organización sin ánimo de lucro que ayuda a las víctimas de fraude.

Si alguien obtiene una licencia de conducir a tu nombre y se pasa una luz roja o recibe una multa por exceso de velocidad, estás en graves problemas. El criminal no va a pagar y hasta podría haber una orden de arresto en tu contra.

"Esto no es hipotético", advirtió Velásquez, quien también señala que su organización ayuda anualmente a miles de víctimas de algunos fraudes de identidad verdaderamente complejos. En ciertos casos extremos, la organización de Velásquez trató casos personas que descubrieron que había presidiarios cumpliendo condenas con sus nombres.

De los aproximadamente 17 millones de casos reportados de robo de identidad el año pasado, cerca del 4% entraban en la categoría de "criminal", como multas por exceso de velocidad, órdenes judiciales y otras violaciones a las víctimas de fraude. Es un número pequeño, pero no insignificante. Y eso fue antes del masivo hackeo a Equifax.

Lo que le pasa a las víctimas de fraude

Este tipo de fraude de identidad es grave. Puede potencialmente arruinar tus finanzas, destruir tu reputación o evitar que obtengas la medicación necesaria.

Recuperarse del robo de identidad no es fácil. Tendrás que desmentir ante tu banco, médico o gobierno todo lo que un criminal hizo a tu nombre utilizando la misma documentación robada. También tendrás que demostrar que no estabas en el lugar, cuando se cometió el delito

"Esto se convierte en un juego de contradicciones", explicó Nunnikhoven. "La buena noticia es que conoces toda tu propia historia, y esta filtración es tan conocida y tiene tanto alcance que si eres una víctima, luchar debería ser más fácil de lo normal".

Según los expertos, la acción más efectiva que las víctimas potenciales podrían ejecutar es congelar sus líneas de crédito. Sí, puede ser radical si tienes en cuenta que deberás debloquearlas cada vez que alguien necesite revisar tu historial, pero podría prevenir la mayoría de consecuencias detalladas anteriormente.

La verdad puede estar del lado de las víctimas, pero puede tomar mucho tiempo y un gran trabajo limpiar tu nombre. Y Equifax se demoró seis semanas en anunciar el hackeo, eso significa que los ciberpiratas tuvieron todo ese tiempo para aprovecharse de las víctimas, indicó Nunnikhoven. Así que, ¿cuándo fue la última vez que revisaste tu reporte crediticio?