(CNNMoney) – Corea del Norte sigue ganando millones con la venta de armas pequeñas, a pesar de los años de sanciones en su contra que buscaban ahogar las exportaciones.

El país es uno de los principales exportadores ilícitos de armas pequeñas y ligeras, según el más reciente informe de Small Arms Survey del Geneva Graduate Institute.

“El reporte entrega información que ayuda a respaldar los supuestos de que Corea del Norte es una fuente importante en el suministro de armas pequeñas, municiones, equipo de producción y conocimientos técnicos, pero aún no tenemos un mapa completo de sus actividades", señaló Paul Holtom, uno de los autores del informe.

Junto a Corea del Norte, la investigación también destacó a Irán y Arabia Saudita por sus negocios turbios en la industria de armas pequeñas, que está estimada en un valor de 6.000 millones de dólares.

Dado el secreto y la reserva que rodea a este negocio, los expertos dependen en gran medida de las incautaciones de armas para evaluar el volumen del comercio.

En agosto de 2016, las autoridades de Egipto interceptaron una carga con 132 toneladas de armas, incluidas cerca de 30.000 granadas propulsadas por cohete, que estaban escondidas en un barco de Corea del Norte.

Durante 2009, 10 contenedores de armas norcoreanas, en los que se encontraban lanzadores de cohetes, fueron decomisados dentro de un avión de carga, en Tailandia. Solamente esas armas escondidas se habrían vendido por un precio estimado en los 18 millones de dólares, según el informe.

Un soldado panameño mantiene guardia cerca a un contenedor de la embarcación norcoreana Chong Chon Gang, donde se encontró un supuesto viejo sistema de control de radar soviético para misiles.

La información de las incautaciones de armas, “junto con otras actividades documentadas en el comercio de armas pequeñas, son suficientes para justificar la categoría de Corea del Norte como un importante exportador de armas pequeñas”, sostienen los investigadores.

Citando un estudio de las Naciones Unidas, el reporte documentó una docena más de decomisos recientes contra cargas ilícitas de Corea del Norte que estaban destinadas a llegar a Irán, Siria y Cuba. De hecho, estimaron que el valor de algunas de esas incautaciones era de por lo menos 10 millones de dólares.

El informe también menciona a la República Democrática del Congo, Etiopía, Namibia y Yemen como clientes del régimen. Según el documento, estos países han recibido asistencia de Corea del Norte en el desarrollo de fábricas para armas pequeñas y munición.

Las Naciones Unidas ampliaron las sanciones contra Corea del Norte en 2009, para incluir el negocio de las armas pequeñas. Este país también tiene prohibido comerciar munición para armamento ligero y ciertos minerales y metales.

La actividad de Corea del Norte para avanzar en su programa de armas nucleares llevó a que la ONU le impusiera nuevas sanciones, diseñadas para presionar al país más intensamente que nunca.