(CNN) - El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha autorizado la suspensión de la Ley Jones, según tuiteó la secretaria de Prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, este jueves.

Según Sanders, la suspensión entra en vigencia inmediatamente.

La Ley Jones es una ley de casi un siglo de antigüedad que, entre otras cosas, requiere que todos los bienes que se transporten entre puertos de EE.UU. viajen en navíos construidos, operados y que sean propiedad de estadounidenses.

Se impuso para promover los envíos por embarcaciones estadounidenses. Los críticos están diciendo que esto está dificultando que Puerto Rico reciba la ayuda que necesita desesperadamente tras la devastación que sufrió por el huracán María.

La noticia de Sanders llega un día después de que el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló dijo que le había pedido a la Casa Blanca que suavizara estas regulaciones.

Rosselló se unió a la creciente lista de funcionarios que argumentaron que el levantamiento de la Ley Jones -una ley federal diseñada para proteger los intereses financieros de los constructores estadounidenses al limitar el envío de buques extranjeros- ayudaría a acelerar los suministros a la isla devastada.

La ley fue rápidamente levantada para ayudar a Texas y Florida a raíz de los huracanes Harvey e Irma. El Departamento de Seguridad Nacional dijo que pudo levantar las restricciones rápidamente porque el Departamento de Defensa solicitó una exención para esos estados y el departamento aún no lo había hecho para Puerto Rico.

Trump dijo a periodistas este miércoles que "estamos pensando" en levantar la ley, pero agregó que "muchos de los transportadores" no querían que se levantara.

A raíz de la devastación en Puerto Rico causada por el Huracán María, la alcaldesa de San Juan, Carmen Yulín Cruz, junto con otros políticos estadounidenses, incluyendo a los senadores John McCain, y Marco Rubio, habían urgido que se suspendiera la Ley Jones para acelerar la entrega de suministros.