(CNN) - El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) aseguró que ha habido un “aumento cada vez más preocupante en las operaciones militares” en Siria, que ha dado como resultado un alto número de víctimas civiles.

En un comunicado, la jefa de la delegación del CICR en Siria, Marianne Gasser, dijo que “el regreso de la violencia está trayendo una vez más niveles intolerables de sufrimiento en amplias áreas del país, mientras al mismo tiempo está disminuyendo el acceso a las agencias humanitarias”.

Esta foto tomada el 1 de octubre de 2017 se muestran los escombros del hospital central de Raqa, que es una de las últimas posiciones del grupo del Estado Islámico. (Crédito: BULENT KILIC/AFP/Getty Images)

“Durante las últimas dos semanas, hemos visto un aumento cada vez más preocupante en las operaciones militares que se correlacionan con altos niveles de víctimas civiles. Mis colegas reportan historias angustiantes, como la de una familia de 13 personas que huyó de Decir Ezzor para perder a diez de sus miembros en bombardeos aéreos y por dispositivos explosivos en el camino”, dijo Gasser.

La jefa del CICR dijo que hay reportes de que más de 10 hospitales han quedado afectados en los últimos 10 días, cortando el acceso a los servicios de salud.

Además, agregó que la violencia no solo está teniendo lugar en Raqqa, Decir Ezzor y en el área rural occidental de Aleppo, sino también en muchas áreas donde el conflicto está desescalando, como Idlib, el área rural de Hama y el este de Ghouta.

“En conjunto, estos son los peores niveles de violencia desde la batalla de Aleppo, en 2016”, agregó.

- Con información de Livvy Doherty y Simon Cullen en Londres