(CNN) - La junta directiva de los Boy Scouts de Estados Unidos (BSA, por sus siglas en inglés) acordó unánimemente aceptar el ingreso de niñas al programa de lobatos (los exploradores más pequeños), así como permitir que las niñas más grandes puedan buscar y ganarse el rango más alto dentro de la organización, el de Explorador Águila, según lo reveló la organización este miércoles.

“La decisión histórica llega tras años de recibir solicitudes de familias y de niñas”, explicaron los BSA en un comunicado. “La organización evaluó los resultados de múltiples trabajos de investigación, obteniendo información de miembros y líderes, así como de padres y madres y de niñas que nunca han estado en el Movimiento Scout, para entender cómo ofrecerles a las familias una importante opción adicional para satisfacer las necesidades de desarrollo de todos sus hijos”, añadieron.

También señalaron que la medida busca, adicionalmente, ayudar a las familias ocupadas a consolidar programas para sus hijos.

“Las familias de hoy están más ocupadas y son más diversas que en cualquier otra época. La mayoría tienen dos salarios y hay más hogares monoparentales que nunca antes, lo que lleva a que los programas dirigidos a toda la familia sean más atractivos”, aseguró la organización en el comunicado.

Los Boy Scouts de Estados Unidos tienen cerca de 2,3 millones de miembros entre los 7 y los 21 años, además de unos 960.000 voluntarios en EE.UU. y en sus territorios.

Líderes scouts aplauden la decisión

“Doy la bienvenida a la decisión (de los Boy Scouts) de integrar a las niñas en sus programas”, tuiteó Ahmad Alhendawi, el secretario general y director ejecutivo del Movimiento Scout Internacional. “En el #DíaDeLaNiña reafirmamos el compromiso del movimiento scout con el empoderamiento de las niñas”, añadió.

Justamente, el anuncio se realizó durante el Día Internacional de la Niña, instaurado por Naciones Unidas en 2012 como una jornada para discutir y celebrar la igualdad de oportunidades para las mujeres jóvenes de todo el mundo.

“Hoy los BSA abren un nuevo capítulo en nuestra historia”, publicó en su cuenta de Twitter Mike Surbaugh, director ejecutivo del movimiento en Estados Unidos Mike Surbaugh.

La noticia generó todo tipo de reacciones en redes sociales. Incluso, algunos críticos que calificaron la decisión de innecesaria y “políticamente correcta”.

Donald Trump Jr., por ejemplo, opinó: “Curioso, yo pensaba que para eso eran las Girls Scouts”.

La nueva meta prestigiosa para las niñas

La decisión de permitir que las niñas alcancen el rango de Explorador Águila es importante por muchas razones.

El rango de Explorador Águila es un logro prestigioso y ampliamente reconocido, que puede tener beneficios a largo plazo en la esfera académica, profesional e incluso militar. Por ejemplo, el secretario de Justicia Jeff Sessions, Neil Armstrong y el exsecretario de Defensa de Estados Unidos Robert Gates son sólo algunos de los hombres destacados que han obtenido el rango de Explorador Águila.

Aunque existe un equivalente similar en las Girl Scouts el Premio de Oro–, el honor no es tan famoso como la distinción del Explorador Águila.

Fricción con las Girl Scouts

Los Boy Scouts no han ocultado que estaban considerando expandir sus principales programas para incluir a las niñas. Sin embargo, esa era una idea a la que las Girl Scouts de Estados Unidos (Gsusa, por sus siglas en inglés) se oponían fuertemente.

En agosto de este año, Buzzfeed News publicó carta muy fuerte, en la que la presidenta de Gsusa, Kathy Hopinkah Hannan, acusó a los BSA de cortejar a las niñas para poder aumentar el número cada vez más bajo de inscritos en la organización.

En la carta, Hannan calificó la potencial expansión de los Boy Scouts como “peligrosa” e “imprudente”. Además, aseguró que los BSA trataban de debilitar las Gsusa con una planificación “encubierta”.

“En vez de buscar transformar fundamentalmente a los BSA en un programa mixto, creemos firmemente que los Boy Scouts deberían tomar medidas para asegurar el alcance de sus programas se expanda a todos los niños, incluyendo aquellos que históricamente han marginado y subrrepresentado, como los niños negros y los niños latinos”, escribió Hannan en la carta.

Tampoco es un secreto que los miembros de los BSA han ido dosminuyendo durante años. En 2016, la organización reportó 2,3 millones de miembros jóvenes, una reducción frente a los 2,8 millones de 2012.

En 1972, los BSA alcanzaron su pico más alto, con 6,5 millones de miembros.