(CNN) - El perpetrador de la masacre en Las Vegas, Stephen Paddock, disparó balas especiales “incendiarias” contra un tanque de combustible cuya capacidad era de 43.000 barriles en lo que los investigadores creen que fue un intento de causar una explosión, según le dijeron dos fuentes oficiales a CNN.

Ese tipo de balas, destinadas a incendiar lo que impactaran, fueron encontradas dentro de la habitación que alquiló Paddock en el Mandalay Bay Resort and Casino y cerca del tanque de combustible en los terrenos del Aeropuerto Internacional McCarran, dijeron las fuentes.

Las autoridades previamente habían revelado que Paddock le disparó al tanque con dos balas de rifle, cuando abrió fuego contra la multitud que estaba abajo de su habitación en el piso 32 del hotel el pasado 1 de octubre. Las fuentes aún no han revelado si disparó balas incendiaras contra el tanque, que contenía combustible.

Las fuentes que tienen conocimiento de la investigación, pero que no están autorizadas a hablar públicamente, dijeron que las balas incendiarias fueron descubiertas en un área cerca del tanque.

No está claro si el tipo de balas que impactaron el tanque también eran incendiarias. Chris Jones, un portavoz del aeropuerto, dijo que no estaba al tanto sobre las balas que fueron recuperadas.

Foto de la habitación del hotel del tirador de Las Vegas (Crédito: Bild exclusive/Polaris)

Paddock, de 64 años, mató a 58 personas e hirió a otras 500 que asistían al Festival Route 91 Harvest en Las Vegas, en el tiroteo masivo más mortífero de la historia moderna de Estados Unidos. El hombre fue encontrado muerto de un disparo que se autoinflingió en su habitación del hotel.

La semana pasada funcionarios del aeropuerto minimizaron el potencial de una explosión que habría podido ser causada por un arma de fuego, diciendo que el combustible de aviones está diseñado para resistir una corta exposición a las llamas sin encenderse.

“Contrario a la especulación, hay casi cero posibilidades de que los disparos infligidos pudieran provocar fuego o una explosión en una instalación comercial de almacenamiento de combustible”, dijo el aeropuerto en un comunicado del 5 de octubre. El comunicado no hace referencia a una bala incendiaria ni tampoco dice si esta hubiera hecho la diferencia.

El nuevo detalle sobre la munición es una de varias piezas de información que los investigadores están intentando juntar para determinar la intención de Paddock, cómo llevó a cabo el ataque y si intentaba sobrevivir.

Los investigadores también recuperaron balas rastreadoras en la habitación de Paddock. Esas balas producen una llama cuando se disparan y permiten que el tirador siga el recorrido de la misma para alcanzar con más precisión el objetivo, según dijeron las fuentes, que pidieron no ser identificados con sus nombres porque no están autorizados a hablar públicamente de esos detalles. No hay evidencia de que las balas rastreadoras hubieran sido usadas durante el ataque, agregaron las fuentes.

Los investigadores también hallaron un “equipo de supervivencia” en la habitación de Paddock, incluyendo chalecos a prueba de balas y aparatos para respirar, dijeron las fuentes.

- Darran Simon de CNN contribuyó con este reporte.