Andrej Babis.

(CNN) – El empresario multimillonario Andrej Babis se enfila a ser el próximo primer ministro de República Checa luego de que su partido, ANO, ganara con un importante margen en las elecciones generales del país europeo el sábado. 

Su movimiento político recibió más de 30% de los votos, casi tres veces más que los del partido conservador ODS, que quedó en segundo lugar.

Con 78 escaños, Babis necesitará al menos otros dos socios en una coalición para formar gobierno y asegurar la mayoría en la cámara baja del parlamento.

La otra posibilidad es formar gobierno con el ODS, que ya ha descartado ese escenario.

Babis ha sido calificado como el "Trump checo" por algunos medios debido a su imperio de negocios y tendencias al populismo. Durante la campaña, se opuso a una mayor integración de la Unión Europea y a la adopción del euro, y además tomó una dura posición a la recepción de refugiados, de acuerdo con Reuters.

El partido de extrema derecha SPD, encabezado por el nacido en Tokio, Japón, Tomio Okamura, quien llevó a cabo una virulenta campaña antiinmigrante, también tendrá 22 asientos, ocho más que en las pasadas elecciones.

Su partido también prometió un acercamiento amistoso a Rusia, una política compartida por el Partido Comunista, que vio su peor resultado desde la independencia del país con un 8%.

Por primera vez, el Partido Pirata estará representado en el parlamento checo con 22 legisladores, incluyendo el líder del partido, el especialista en tecnología de la información Ivan Bartos.