Los expresidentes de Estados Unidos George H. W. Bush y George W. Bush.

(CNN) - El expresidente de Estados Unidos George H. W. Bush tiene una contundente descripción de Trump: "Es un fanfarrón". Y su hijo, el también expresidente George W. Bush, tiene duras palabras para su sucesor entre los republicanos: "Este tipo no sabe lo que significa ser presidente".

Esos comentarios punzantes marcan la primera ocasión en que los expresidentes se refieren a Trump en términos tan duros, como parte de un nuevo libro sobre padre e hijo escrito por el historiador Mark Updegrove y titulado "The Last Republicans" (Los últimos republicanos).

Ambos aceptaron hablar para dar a Updegrove su candida descripción de Trump, así como una inusual visión dentro de sus pensamientos acerca de la carrera presidencial de 2016 a medida que el drama se desarrollaba.

Los comentarios más críticos sobre Trump vinieron del mayor de los Bush, ahora de 93 años, quien le dijo a Updegrove en mayo de 2016: "No me cae bien. No sé mucho de él, pero sé que es un fanfarrón. Y no me emociona mucho que sea líder".

El autor le preguntó a Bush padre qué es lo que busca Trump al competir por la presidencia, y el héroe de guerra respondió que Trump tenía "cierto ego". Aunque reconoció al autor que Trump podría unir al país, dijo que eso requeriría humildad, lo que el expresidente dijo a Updegrove que era un desafío para Trump.

"Si miras la familia Bush, tiene sentido. Donald Trump es todo lo que la familia Bush no es", dijo Updegrove a Jamie Gangel de CNN. "George Bush creció pensando en el bien mayor. Donald Trump es manifiestamente narcisista. Es parte de su marca. Y esa marca es la antítesis de la marca de los Bush".

George W. Bush hizo eco de los sentimientos de su padre cuando le dijo a Updegrove: "Como sabes al ver a mi familia, (la humildad) es una cierta herencia. Eso es lo que ellos esperan, y no estamos viendo eso (en Trump)".

CNN buscó a las oficinas de ambos expresidentes, que confirmaron que ellos habían hablado con Updegrove "on the record", pero tienen la política de no comentar libros.

La Casa Blanca responde

En respuesta a los comentarios de los Bush, un funcionario de la Casa Blanca dijo a CNN: "Si un candidato presidencial puede desarmar un partido político, eso dice mucho del fuerte legado que dejaron sus dos últimos presidentes. Y eso empieza con la guerra de Iraq, uno de los más grandes errores de política exterior en la historia estadounidense".

"El presidente continúa enfocado en mantener sus promesas al pueblo estadounidense haciendo que los empleos regresen, promoviendo la política de 'Estados Unidos primero' y levantándose por los hombres y mujeres olvidados de nuestro gran país", dijo el funcionario.