(CNN Español) - La fiebre del Mundial Rusia 2018 ya empezó y miles de aficionados del mundo han solicitado las entradas para los partidos del evento más importante del fútbol internacional.

Después de un emocionante sorteo de los grupos mundialistas, la FIFA abrió la segunda fase de ventas de entradas para la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018, que va desde el 5 de diciembre hasta el 31 de enero de 2018. En las primeras 24 horas la FIFA dijo que recibió 1.318.109 solicitudes de todo el mundo para adquirir las entradas a los partidos.

La mayoría de solicitudes en la segunda fase provienen del país anfitrión, Rusia. Cinco países latinoamericanos están en el top 10 de los que más han solicitado entradas: Argentina, Perú, México, Estados Unidos, Colombia, Brasil, Marruecos, Egipto, China y Polonia son los que más solicitudes han enviado, según informó la FIFA.

La primera fase de ventas de boletería se realizó entre el 14 septiembre y el 12 octubre de 2017. En ese entonces la FIFA recibió más de 1,5 millones de solicitudes y asignó 742.760 entradas. Esta última cifra excluye las entradas que fueron canceladas porque no se pagaron, dijo la FIFA.

Los países que más solicitaron entradas en la primera fase fueron Rusia, Estados Unidos, Brasil, Alemania, China, México, Israel, Argentina, Australia e Inglaterra, según la FIFA.

Los fanáticos pueden solicitar entradas individuales para todos los partidos, excepto el partido inaugural y la final, y entradas para una sede específica.

“En aquellos casos en los que la demanda supere la oferta, las entradas se adjudicarán por sorteo basado en una selección aleatoria”, agrega la FIFA.

Los precios de las boletas

Los fanáticos que quieran solicitar entradas para los partidos del Mundial deberán inscribirse a través de la página de la FIFA.

El precio de las entradas para los aficionados extranjeros inicia en 105 dólares y el boleto más costoso será para ingresar a la final, cuyo valor asciende a 1.100 dólares, informó la FIFA.

Las entradas para la final en el Mundial de Rusia son las más caras en la historia de la Copa Mundial. En Brasil 2014, las entradas a la final tenían un costo de 990 dólares.

En 2014, la FIFA informó una demanda sin precedentes para la adquisición de boletos en el período previo al evento. Hubo 11 millones de solicitudes de boletos y solo 3,1 millones de entradas disponibles.

Las entradas para los ciudadanos rusos tienen un costo reducido y van desde los 20 dólares la entrada más barata a 109 dólares para ingresar a la final.

Las entradas para esta última, también conocida como el Torneo de Campeones —que se jugará entre el 17 de junio y el 2 de julio del próximo año— tienen un costo que va de los 70 a 245 dólares para ciudadanos extranjeros; para los rusos los boletos cuestan entre 15 y 40 dólares.

Los aficionados que quieran asistir a los partidos del Mundial de Rusia, deben solicitar una tarjeta de hincha (Fan ID) a petición de las autoridades rusas. Este será el documento oficial para identificar a los aficionados, según la FIFA.

“El país anfitrión ofrecerá a los titulares de dichas tarjetas otras ventajas y servicios, como la exención de visado para entrar a la Federación Rusa, algunos desplazamientos gratuitos entre las ciudades anfitrionas y uso gratuito del transporte público los días de partido”, informó la FIFA en su página web.