(Expansión) – Los mexicanos no serán los únicos afectados si termina el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Los productos que se exportan de México al mercado estadounidense podrían aumentar de precio, al enfrentar aranceles desde 10% y hasta 100% de su valor, bajo las condiciones de Nación Más Favorecida (NMF) de la Organización Mundial de Comercio (OMC) que entrarían en aplicación.

LEE: Estos son los empleos que se perderán en EE.UU. si se “muere” el TLCAN

Estados Unidos es uno de los países en el mundo con más productos con arancel cero en el marco de la OMC, todas sus cuotas para importación promedian 3%. Sólo el 16% de los productos que importa esa nación tiene aranceles, de acuerdo con información de la Secretaría de Economía.

Dentro de ese universo hay picos arancelarios que se aplican a productos manufacturados como camionetas y refrigeradores. Las camionetas de carga (pick ups) pueden enfrentar entre un 21,8% y un 25%; los vehículos para pasajeros (camionetas) desde 25% y hasta 35%, de acuerdo a la lista de tarifas arancelarias de la NMF de Estados Unidos.

(Photo by Justin Sullivan/Getty Images)

Productos que pueden subir de precio sin el TLCAN

Producto / Aumento (%)

  • Fructosa: 100%
  • Papas: 100%
  • Carne de pollo congelada: 82%
  • Cigarros: 67%
  • Café: 50%
  • Queso: 45%
  • Vehículos para pasajeros: 25 a 35%
  • Camionetas de carga (pick ups): 21,8 a 25%
  • Manzanas, fresas, naranjas: 20%
  • Refrigeradores: 11,9%

También hay cuotas en productos alimenticios que se producen en territorio estadounidense, pero que también se importan de México para complementar la producción y abastecer totalmente la demanda de su mercado.

LEE: Los 5 productos mexicanos sin los que EE.UU. no podría vivir

Por ejemplo, a la fructosa y papa que importe puede aplicar un arancel de 100% sin TLCAN.

Como las empresas no absorberían todo el impacto arancelario, pues afectaría su competitividad, lo reflejarían en el precio del producto final y este se encarecería, comentó Raymundo Tenorio, director de la carrera de Economía y Finanzas del Tecnológico de Monterrey.

Hay que señalar que estas son cuotas máximas, y que los países pueden bajarlas, considerando factores como su competitividad, la producción nacional y el posible impacto inflacionario, explicó José Castañón, especialista en materia arancelaria y encargado de Desarrollo de Negocios en Grupo Palco, consorcio dedicado al comercio internacional.

A efecto de la aplicación de este tipo de cuotas, algunos de los productos que se exportan de México a Estados Unidos tendrían que buscar otros mercados.

LEE: Los 5 productos de EE.UU. que alimentan a México

“Hay un conjunto de industrias, muy específicas, y productos que requerirían un acomodamiento de diversificación de mercados, de allí cobra importancia la estrategia que estamos trabajando en materia comercial con países diferentes a Estados Unidos”, dijo Ildefonso Guajardo, en una reunión con empresarios e inversionistas franceses, que se celebró el último día de la ronda 5 del TLCAN en México.