(CNN Español) - El presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, respondió este jueves a las declaraciones de su homólogo de Venezuela, Nicolás Maduro, que este lunes aseguró que “miles de pacientes colombianos pasan la frontera para atenderse en Venezuela”.

MIRA: Maduro: Miles de pacientes colombianos cruzan la frontera para atenderse y operarse aquí

Maduro dijo que ciudadanos colombianos usan el sistema de salud pública venezolano porque no cuentan con atención médica gratuita en Colombia.

En rueda de prensa este jueves, Santos tildó las declaraciones de Maduro de cínicas.

"Quisiera hacer referencia a los ataques que el presidente Maduro lanzó –una vez más– contra mí y contra todo el pueblo colombiano", afirmó el mandatario. "Por Dios, qué cinismo. Todo el mundo sabe que es todo lo contrario".

Santos dijo que en Colombia hay cobertura universal en salud y que en el país es un derecho fundamental.

"Nadie puede creer que un país como Venezuela, que sufre desabastecimiento de los productos más básicos –y donde se han presentado enfermedades que no aparecieron por décadas en el continente, como la difteria y el sarampión, y que además tiene un índice de vacunación por debajo del 50 por ciento– esté en capacidad de brindar atención a colombianos en su territorio", dijo Santos.

La Federación Farmacéutica de Venezuela dijo en noviembre de 2017 que la escasez de medicamentos en Venezuela alcanza el 90%.

A los problemas económicos de Venezuela, se le suma la crisis de la salud, pues la inflación vertiginosa —que según el Fondo Monetario Internacional está en 652% en 2017— ha creado escasez extrema de alimentos, medicinas y otros elementos esenciales.

A principios de noviembre de 2017, el gobierno anunció un plan de vacunación masiva para combatir la difteria, una enfermedad que había sido considerada como erradicada desde hace más de dos décadas.

Se trata de una enfermedad infecciosa aguda provocada por un bacilo que afecta nariz, garganta, y la laringe generando dificultades respiratorias.

El Observatorio Venezolano de la Salud denunció en ese entonces 500 casos de esa enfermedad en todo el país. El ministro de Salud, Luis López, aseguró que dichos casos “son controlables” y que se pueden “eliminar con la aplicación de la vacuna”, de la cual el país tiene las dosis "necesarias".

"Las falencias de su revolución fracasada"

Santos reconoció en su discurso que falta mucho por mejorar en temas de salud en Colombia y le envió un fuerte mensaje a Maduro: "Presidente Maduro, NO pretenda usar al pueblo colombiano para tapar las enormes falencias de su revolución fracasada".

(Crédito: AFP/Getty Images)

"Lo dije en noviembre pasado y lo repito hoy: desde hace mucho tiempo hemos ofrecido nuestro apoyo humanitario en materia de comida y medicamentos, y el gobierno venezolano se ha negado porque no quieren aceptar la grave crisis que tienen entre manos. Es un caso triste de ese proceso que los médicos llaman negación –negación de la realidad–", añadió.

La apertura del canal humanitario ha sido una petición de la oposición y de la organizaciones no gubernamentales desde hace mucho tiempo.

"Permita, presidente Maduro, este apoyo humanitario que le ofrecen Colombia y la comunidad internacional. No deje que su pueblo sufra más por hambre y falta de medicamentos. Y reitero: los venezolanos –que son nuestros hermanos– cuentan con todo nuestro apoyo y solidaridad", finalizó Santos su discurso.

Hasta el momento el gobierno de Venezuela no se ha pronunciado sobre las declaraciones de Santos.

Una historia de tensiones

Santos criticó la situación que vive Venezuela en una columna de opinión publicada en agosto en el diario El País de España: “Hoy por desgracia se desmorona en lo económico, en lo social y el lo político”, escribió el mandatario. Y esa fue apenas la introducción para un texto en el que condena las acciones del gobierno de Nicolás Maduro, lo vuelve a calificar de dictadura y pide más presión por parte de los otros países y la comunidad internacional para “restablecer” la democracia.

Incluso, Santos aseguró que él mismo había alertado al fallecido presidente Hugo Chávez de lo que se avecinaba. “Maduro ha querido culpar a Colombia por su debacle económica. Se molestó mucho porque mencioné que le había advertido hace siete años a Chávez de este fracaso. ¿Es que acaso no ha sido un estrepitoso fracaso?”, sostuvo el mandatario colombiano. Y sustentó estas palabras recordando que Venezuela es “el país más endeudado y con la inflación más alta del mundo”, con una contracción económica “cercana al 40%” y una pobreza que supera “el 82%”.

El pasado 3 de agosto, Santos aseguró que la Asamblea Nacional Constituyente era “el fin de la democracia en Venezuela” y que con esta situación Colombia no podía estar de acuerdo. Un mes antes, Maduro pronunció una polémica frase en la que decía que Santos debía hincarse de rodillas ante él y pedirle su bendición. “Colombia se fundó aquí, en el Orinoco. Ustedes guayaneses son los padres de Colombia (...) Santos pide la bendición, compadre, inclínate e híncate ante tu padre (...) Que Dios te bendiga, Santos, deja la maldad contra Venezuela”, fueron sus palabras.

Y cuando en abril de 2017, el presidente de Colombia aseguró que había alertado a Chávez sobre el fracaso de la revolución bolivariana, Maduro enfureció: respondió con una amenaza sobre revelar información hasta ahora desconocida del proceso de paz que el gobierno de Santos llevó a cabo con las FARC en La Habana, y del cual Venezuela fue país acompañante desde la época de Chávez. “Voy a sacar todas las grabaciones y todos los secretos que tengo del proceso de paz de Colombia, para que se sepa de lo que se ha burlado el proceso de paz”, señaló. Aún no se ha pronunciado más al respecto.

En mayo, Maduro le pidió a Santos que se concentrara en sus asuntos internos y no se metiera con Venezuela, “pues le puede salir mal la jugada”, y le dijo que “Colombia lo que necesita es un Chávez para que ustedes vean cómo ese pueblo se va detrás de ese Chávez”.