(CNN) - Una serie de ataques contra iglesias católicas ha llevado a las autoridades de Chile a revisar la seguridad antes de la llegada del papa al país sudamericano este lunes, dijeron funcionarios.

Pero el ministro del Interior, Mario Fernández, le dijo el sábado a la radio BioBioChile que el papa Francisco no correrá riesgo durante la primera visita papal a Chile desde la de Juan Pablo II en 1987.

La policía montada de Chile vigila la Catedral Metropolitana de Santiago, previo a la visita del papa Francisco. (MARTIN BERNETTI/AFP/Getty Images)

Fernández dijo que los artefactos usados en los ataques contra las iglesias eran caseros. El ministro dijo que los atacantes, a los que no identificó, eran parte de "pequeños grupos con capacidades limitadas".

La mañana del viernes, vándalos provocaron incendios, arrojaron explosivos caseros y dejaron panfletos con amenazas al papa en al menos cinco iglesias de Santiago, la capital chilena, de acuerdo con el servicio de noticias católico ACI Prensa.

No hubo heridos y los daños fueron menores, dijeron autoridades.

En un comunicado, el subsecretario de Interior Aleuy Mahmud dijo que las autoridades estaban revisando la seguridad y que esperaban que la visita papal se realizara sin incidentes.

Dijo también que funcionarios de la iglesia y del gobierno se habían reunido con la presidenta Michelle Bachelet para discutir la logística de la visita.

El papa Francisco visitará Chile y Perú a partir del lunes.

Después de su visita a Chile, el papa Francisco irá a Perú.