(CNN Español) - Tres jueces ratificaron la condena contra el expresidente de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva por haber recibido un apartamento a cambio de favores de la empresa OAS. Fue una decisión unánime.

Lula da Silva llegó a ser uno de los políticos más populares del país. Era visto como un héroe por los pobres y la clase obrera de Brasil.

Según Lula, su decisión de entrar a la política fue generada por la falta de representación de la clase trabajadora.

Es uno de los fundadores del único partido socialista de Brasil: el Partido de los Trabajadores.

Cuando dejó la Presidencia tras dos periodos en el cargo, (2002-2006) y (2006 -2010), contaba con 90% de aprobación

En 2016, fue interrogado por presunta corrupción en el escándalo de la compañía estatal petrolera Petrobras.

Ese mismo año, aceptó ser ministro de su sucesora, Dilma Rousseff, recibiendo inmunidad en la investigación. Su nombramiento fue bloqueado días después por un juez.

El 12 de julio de 2017, Lula fue declarado culpable y sentenciado a 9 años y 6 meses de prisión por haber recibido un apartamento a cambio de favores de la constructora OAS

Lula niega todos los cargos y acusa a la justicia de hacerle un juicio político.

A pesar de esto, las encuestas lo colocan a la cabeza de la carrera electoral con el 35% de los votos en una contienda en la que todavía no se conocen los rivales, según Ibope.

La llamada Ley de la Ficha Limpia podría impedir a Lula da Silva presentarse a las elecciones presidenciales de octubre.

El ascenso y caída de Lula da Silva