(CNN Español) - El Gobierno de Ecuador reaccionó en contra de la solicitud que hizo la noche de este martes la Comisión Interamericana de Derechos Humanos a la Corte Interamericana para que extienda medidas provisionales a favor de los miembros del Consejo de Participación Ciudadana de Ecuador.

El objetivo de la comisión es que el Estado ecuatoriano se abstenga de destituir a los funcionarios y de crear un consejo transitorio como fue aprobado en la pregunta 3 de la consulta popular del pasado domingo.

Según la CIDH, el referéndum “no contó con control constitucional previo” y dispone que el consejo transitorio sea conformado por personas nombradas por la asamblea nacional. Este organismo tiene la facultad constitucional de designar a las máximas autoridades de control y transparencia del Estado.

El organismo adscrito a la Organización de Estados Americanos dice esta situación podría reunir los requisitos de extrema gravedad, urgencia y daño irreparable.

El presidente Lenín Moreno en su cuenta de Twitter defendió la consulta popular y dijo: “He convocado a todas las funciones del Estado para expresar en unidad de país ante los organismos internacionales, nuestra legítima posición en defensa de la voluntad soberana del pueblo expresada en las urnas y la vigencia de las normas del derecho internacional”.

Moreno informó que habló con el secretario de la OEA Luis Almagro a quien le expresó que hará respetar el mandato popular definido en las urnas.

Por su parte el secretario Almagro insistió en que “los instrumentos interamericanos están al servicio de la democracia”.

La Cancillería emitió un comunicado en el que el Gobierno “rechaza el accionar incomprensible, poco ético y contrario a procedimientos legales de la Comisión Interamericana” y agrega que se ha pronunciado en base a “datos imprecisos y descontextualizados que ofrecen una visión parcializada y errónea del proceso democrático”.

Además la Cancillería llamó a consultas al embajador ante la OEA, José Valencia que este mismo miércoles regresará a Quito. La convocatoria fue realizada de manera urgente por la ministra de Relaciones Exteriores María Fernanda Espinosa.

Los miembros del actual Consejo de Participación Ciudadana se pronunciaron a favor de la solicitud de la CIDH, entre ellos Edwin Jarrín, su vicepresidente quien expresó: “Agradecemos el seguimiento y vigilancia para que se respete la democracia y la institucionalidad en el Ecuador”.

El expresidente Rafael Correa también se hizo eco de este pedido. En su cuenta de twitter aplaudió la posición de la CIDH y se pronunció a favor: “¡Qué rápido que el tiempo nos da la razón! La brutal inconstitucionalidad de la consulta ya está en la corte interamericana, culpables tendrán que asumir sus responsabilidades”.

El presidente Lenín Moreno convocó a una reunión urgente de gabinete ampliado para la tarde de este miércoles con el objetivo de discutir el pedido de la CIDH.